EscudoPequeño.jpg

Astronomía - 11
Mapa del Cielo desde España

flecha

 

flecha

 

donald6.gifperro017.gif

BUSCADORES.gif

logo_WINDODS_beis.gif GoogleLogo_25wht.gifes_esudo.gif

lian121.gif



Sistema solar

PLANETAS

- JUPITER - MARTE - MERCURIO - NEPTUNO - PLUTON - SATURNO - TIERRA - URANO - VENUS -
Los planetas giran alrededor del Sol. No tienen luz propia, sino que reflejan la luz solar.
PLANETAS      RADIO ECUATORIAL    DISTANCIA AL SOL (KM.)   LUNAS PERIODO DE ROTACIÓN ÓRBITA INCLINACIÓN DEL EJE INCLINACIÓN ORBITAL

Júpiter - 71.492 km. - 778.330.000 - 16 - 9,84 horas  11,86 años -  3,13 º-  1,31 º

Marte - 3.397 km. 227.940.000 - 2 - 24,62 horas 686,98 días - 25,19 º - 1,85 º

Mercurio - 2.440 km. - 57.910.000 - 0 - 58,6 días -  87,97 días  - 0,00 º - 7,00 º

Neptuno - 24.746 km. - 4.504.300.000 - 8 - 16,11 horas - 164,8 años -28,31 º - 1,77 º

Plutón - 1.160 km. - 5.913.520.000 - 1 - 6,39 días - 248,54 años - 122,72 º - 17,15 º

Saturno - 60.268 km. - 1.429.400.000 - 18 * - 10,23 horas - 29,46 años - 25,33 º - 2,49 º

Tierra - 6.378 km. - 149.600.000 - 23,93 horas      365,256 días - 23,45 º  -   0,00 º

Urano - 25.559 km. - 2.870.990.000 - 15 - 17,9 horas - 84,01 años - 97,86 º - 0,77 º

Venus - 6.052 km. - 108.200.000 - 0 -243 días          224,7 días - 177,36 º - 3,39 º
                                                                             

Barra Horizontal

TODAS LAS CONSTELACIONES DEL CIELO (89)

ANDROMEDA, ANTLIA, APUS, ACUARIO, AGUILA, ARA, ARIES, AURIGA, BOOTES, CAELUM, CAMELOPARDALIS, CANCER, CANES VENATICI, CANIS MAYOR, CANIS MINOR, CAPRICORNIO, CARINA, CASSIOPEA, CENTAURUS, CEPHEUS, CETUS, CHAMALEON, CIRCINUS, COLUMBA, COMA BERENICES, CORONA BOREALIS, CORVUS, CRATER, CRUX, CYGNUS, DORADO, DRACO, EQUULEUS, ERIDANUS, FORNAX, GEMINI, GRUS, HERCULES, HOROLOGIUM, HYDRA, HYDRUS, INDUS, LACERTA, LEO, LEO MINOR, LEPUS, LIBRA, LUPUS, LYNX, LYRA, MENSA, MICROSCOPIUM, MONOCEROS, MUSCA, NORMA, OCTANS, OPHIUCHUS, ORION, PEGASO, PERSEO, PICTOR, PISCIS, PISCIS AUSTRINUS, PUPPIS, PYXIS, RETICULUM, SAGITTA, SAGITARIO, SCORPIO, SCULPTOR, SCUTUM, SERPENS CAPUTI, SERPENS CAUDA, SEXTANS, TAURUS, TELESCOPIUM, TRIANGULUM, TRIANGULUM AUSTRALE, TUCANA, URSA MAYOR, URSA MENOR, VELA, VIRGO, VOLANS, VULPECULA

ANDROMEDA - HIJA DE CASSIOPEA - Durante el otoño y el invierno, podemos elevar nuestra mirada al cielo, y encontraremos a Andrómeda. La veremos además casi pasando por el cenit. Toda la zona de Andrómeda es muy bella para la observación telescópica. En ella está la famosa M 31 o "Gran Nebulosa de Andrómeda", visible a simple vista. Con unos prismáticos se puede ver su forma de óvalo alargado. Está de nosotros a 1,5 millones de años-luz y ya era conocida por los astrónomos de la antigüedad. En el año 1924, Hubble, comunicó a la Unión Astronómica Internacional, que se trataba de una galaxia espiral de dimensiones 180.000 años-luz. La magnitud de la nebulosa es de 3,4, por lo que podemos verla a ojo desnudo, dado que sabemos que un ojo con agudeza visual normal llega a ver estrellas hasta la sexta magnitud. La estrella más brillante de la constelación o sea la alfa, es una de las cuatro estrellas del llamado cuadrilátero de Pegaso. Su nombre es Sirah y tiene una magnitud de 2,1 estando situada a una distancia de 120 años-luz. Observada con telescopio se desdobla en dos y es una de las dobles más hermosas del cielo con una compañera de color azulado de magnitud 5,1 situada a una distancia de 10" de la primera. Podemos decir que hay casi libros enteros dedicados a hablar de la M 31. Suele ser motivo de decoración para muchos carteles y libros y en particular yo mismo la utilicé para decorar uno de los míos. Se comenta que allí donde apenas se ve una pequeña y débil mancha de luz en el cielo, hay nada más y nada menos que 200.000 millones de estrellas. La mitología le dedica su atención. Andrómeda era hija del rey Cefeo y de Casiopea, constelaciones situadas en el cielo no muy lejos. Casiopea ofendió al rey Neptuno afirmando que su hija Andrómeda era más bella que cualquiera de sus ninfas marinas. Para vengar el insulto, fue enviado por Neptuno un monstruo o gran ballena, Cetus, cuyas estrellas están debajo de Piscis.
La leyenda añade que nada pasaría, si se ofrecía a Andrómeda como ofrenda al monstruo marino. Andrómeda fue encadenada a una roca esperando su triste destino. De repente el sonido de un gran viento llegó a los oídos de Andrómeda, pensando que era el monstruo Cetus. Sin embargo lo que oía eran las alas de un gran caballo volador Pegaso, el cual llevaba en su espalda a Perseo que la salvó de la muerte.

ANTLIA - LA MÁQUINA NEUMÁTICA - Era un aparato que se utilizaba para elevar las aguas. Esta constelación se encuentra en el hemisferio austral. También alguna vez se ha traducido Antlia, como "La burbuja de aire". Es muy difícil de ver por la posición que tiene en el cielo. Es decir que desde nuestras latitudes de España, es prácticamente imposible verla. En cambio, desde todos los lugares situados debajo del plano del Ecuador, o sea con latitudes negativas, sí será esto posible, aunque es una constelación que no tiene excesivo interés. Se la conoce sólo desde 1679, en que Royer la incorporó al cielo junto con otras muchas del hemisferio sur.

APUS - EL AVE DEL PARAÍSO - Está situada muy cerca de la constelación de Octans, donde se encuentra el Polo Sur del cielo, por tanto, nos está prohibida su observación, desde las latitudes de nuestro país. La constelación la incorporó Bayer, en 1603 a todas las del cielo del sur. Juan Bayer, nació en Rhain (Baviera) y ejerció de abogado en Augsburgo. Es autor de un gran obra Uranometría, que se publicó acompañada de una colección de mapas celestes, en los que empleó por primera vez las letras del alfabeto griego, para designar las estrellas según su brillo. Es el primer mapa en que figuran las nuevas constelaciones que rodean el Polo Sur celeste. En todas las publicaciones anteriores a esta obra, no figura esta constelación, dado que su posición en el cielo es muy cercana al Polo Sur, lo que justificó el que fuera desconocida para los antiguos astrónomos. Ya hemos dicho que está limitada por Octans, que recordemos es la constelación en que se encuentra situada la zona del Polo Sur del cielo. Además de esto, todas sus estrellas son de muy baja luminosidad, Ninguna tiene magnitud menor de 4, salvo la más brillante que alcanza la magnitud 3,83.

ACUARIO - EL AGUADOR - Podemos asignarle el número trece, entre las constelaciones del Zodíaco, empezando por Piscis que es la primera. El Sol se encuentra dentro de Aquarius, desde el 16 de febrero, hasta el 11 de marzo (unos 23 días). Se encuentra situada bajo Pegaso y es una constelación muy grande, aunque apenas hay estrellas brillantes dentro de ella. Tenemos en la constelación, una grandiosa nebulosa muy famosa que se conoce como la "Nebulosa de Saturno", pero es lástima que no sea visible a simple vista, ya que tiene de magnitud 7,2 y sabemos que las últimas estrellas que un ojo humano, con agudeza visual normal, solo alcanza a ver la magnitud 6. La constelación, simula un hombre echando agua sobre la boca de un pez, situado bajo él en el cielo. En la primera constelación Piscis y en todas las que hemos ido citando, hemos hablado de las magnitudes de las estrellas m&aaacute;s importantes de cada constelación. Decíamos en aquella primera, que en algún momento explicaríamos lo que representan las magnitudes y vamos a hacerlo ahora. Parece una paradoja pero es así, cuanta mayor es la magnitud de una estrella, menos se ve. Una estrella de magnitud 3, brilla menos que una de magnitud 1. Desde siempre, las estrellas se han ordenado según su brillo aparente, llamando a las más brillantes de 1a. magnitud, a las siguientes de 2a., de 3a. etc.. Las últimas que se distinguen a simple vista son las de 6a. magnitud. No hay una relación fácil entre las magnitudes, pues para tener un brillo equivalente al de una estrella de 1a. magnitud, se necesitan 2,54 estrellas de 2a. magnitud, 6 de 3a., 16 de 4a., 40 de 5a. y así sucesivamente. Digamos con más rigor, que una estrella de 1a. magnitud, brilla tanto como 100 estrellas de la última que percibe un ojo humano, es decir de la 6a. magnitud. Esta relación nos da la escala de magnitudes. La mitología nos habla de que en Egipto se pensó que las inundaciones del río Nilo, eran producidas por el Aguador, al meter su jarra en el agua. El que Acuario fuera, o no popular, dependía mucho de dónde vivían los pueblos antiguos. Era adorado en las tierras secas, en que la lluvia era rara y escasa y, sin embargo, en otras zonas le culpaban de las inundaciones que arruinaban las cosechas.

AQUILA - EL AGUILA - Con las líneas que perfilan en el cielo, las estrellas que forman la constelación de El Aguila, podemos identificar sin ninguna duda, la figura de ese bello animal que vuela bajo el Cisne y los dos sobre El Escorpión. Sobre una de las alas de El Aguila atraviesa la Vía Láctea, proporcionándonos si la observamos en una noche sin luna, bellísimos puntos de observación con telescopio. También podríamos comprobar que el plano del Ecuador, pasa prácticamente por el centro de ella. Altair, que es la estrella más brillante de la constelación, o estrella alfa, significa en su traducción del árabe el águila voladora. En orden de brillo entre todas las estrellas del cielo, ocupa el duodécimo lugar. Tiene una magnitud de 0,77 y está situada a 16 años-luz de nosotros. Precisamente esta estrella junto con Vega en Lyra y Deneb en el Cisne, configuran en el cielo, lo que se conoce como "el Triángulo del Verano". Basta elevar nuestros ojos al cielo, no sólo en esa estación del verano, sino también en el otoño y el comienzo del invierno, para que encontremos esas tres estrellas tan brillantes que, además siempre hemos dicho, nos ayudarán a encontrar la estrella Albireo, de la que tanto hemos hablado en la constelación de El Cisne. En efecto en el centro de gravedad del Triángulo del Verano está Albireo. Altair es doble. Tiene una compañera que se mueve a 165" de la principal y es de magnitud 10. Digamos con la mitología, que encima del arquero (Sagitario), vuela El Aguila. Claramente está marcada por una corta línea, con tres brillantes estrellas, donde la mayor llamada Altair está en el centro. Una de las más deliciosas historia de la mitología es una historia de amor. Se trataba de dos enamorados: él "el Boyero" y ella "la Hilandera". El padre de la novia, los dejó en el cielo y les permitió encontrarse solo una vez al año, siempre que pudieran cruzar el gran río, es decir, el camino de Santiago o la Vía  Láctea. Cada año, en la séptima noche de la séptima luna, podían hacer esto gracias a sus amigas las urracas, que formaban un puente de plumas, para que ellos pudieran pasar sobre él. Luego al día siguiente, las urracas volvían a tierra y se rompía el hechizo.

ARA - EL ALTAR - Está situada esta constelación debajo del Escorpión. Hasta el siglo XVII, época en que se realizaron los grandes descubrimientos, no se incorporó a los catálogos estelares. Es una constelación muy difícil de ver desde España. La zona de Ara, contiene algunas estrellas comprendidas entre las magnitudes 3 y 4. Los antiguos quisieron simbolizar en esta zona del cielo un altar de sacrificios, pero curiosamente lo dispusieron invertido para los observadores boreales, con la base dirigida hacia el norte y las lenguas de fuego relampagueando hacia el sur. Las dos estrellas más brillantes de la constelación la alfa y la beta, se encuentran situadas casi sobre el mismo meridiano y separadas unos 5o una de la otra. Como ocurre en alguna otra constelación del cielo, aunque sólo en casos muy raros, las magnitudes de ambas no se corresponden al orden en que las letras griegas asignan cada una, es decir que la más brillante es la beta, pues tiene de magnitud 2,8

ARIES - EL CARNERO - Del 18 de abril al 13 de mayo (unos 25 días) - Hace 2.000 años, cuando el Sol atravesaba el plano del Ecuador, hacia el 21 de marzo, la constelación sobre la cual se proyectaba, era la de Aries, pero en la actualidad, es la anterior o sea, Piscis. Por eso hemos insistido siempre, en que la primera de las trece constelaciones del Zodíaco debería ser Piscis y no Aries. Recordemos que cuando el Sol está en ese punto que llamamos "Equinoccio de Primavera", empieza la estación de ese nombre para todos los lugares de nuestro hemisferio (el hemisferio boreal) y el otoño, para los lugares situados en el hemisferio austral, o sea, los lugares situados debajo del plano del Ecuador. Ya sabemos que están cambiadas las estaciones en los dos hemisferios. Por ello, hemos dicho muchas veces, lo fácil que es cambiar de estación, es decir, pasar por ejemplo, del invierno de nuestro hemisferio al verano de cualquier lugar situado debajo del plano del Ecuador. Basta tomar un avión, que nos desplace a cualquier lugar debajo de dicho plano, para cambiar de estación, lo mismo si queremos pasar de la primavera al otoño, o al revés. Repetimos pues, que hace 2.000 años, cuando el Sol estaba en el Equinoccio de Primavera, la constelación que estaba detrás de él y que veríamos, si no fuese porque la luz del Sol nos impide ver las estrellas que están detrás era Aries. En la actualidad, la constelación que está detrás del Sol, el 21 de marzo es Piscis. Por lo dicho, es decir, por ese fenómeno que hemos definido como "Precesión de los equinoccios", ésta debe ser la segunda constelación del Zodíaco. Debemos empezar a enumerarlas, como decíamos, con Piscis. La estrella más brillante de la constelación es Hamal y se la conoce también como Elnath "el que ataca con los cuernos". Su magnitud es 2,2 y se encuentra de nosotros a 75 años-luz. La traducción de Aries es "El carnero". La leyenda dice que cuando los dioses fueron arrojados de sus casas en el monte Olimpo, en Grecia y tomaron refugio en Egipto, el carnero fue el disfraz elegido por Júpiter para escapar del gigante Tiphon. Aries fue también identificado como el carnero, cuyo vellocino dorado fue buscado por Jason y los argonautas. El Sol, en su caminar aparente alrededor de la Tierra, se encuentra dentro de esta constelación, desde el 18 de abril, hasta el 13 de mayo (unos 25 días).

AURIGA - EL COCHERO -  La estrella más brillante , es Capella, que significa "macho cabrío". Es amarilla como nuestro Sol y es la sexta estrella en orden a su brillo o magnitud, entre todas las del cielo. Su magnitud es 0,08. El tamaño de Capella es 75 veces el de nuestro Sol. Está de nosotros a una distancia de 14 parsec. Ya sabemos que el "parsec" es aquella distancia a la que debe encontrarse una estrella, para que se vea la distancia Sol-Tierra (150 millones de kilómetros), bajo un ángulo de 1". Ninguna estrella está tan cerca de nosotros como para que esté a un parsec. En general, a ese ángulo bajo el cual se ve la distancia citada desde la estrella, se le denomina "paralaje anua". La constelación es atravesada en parte por la Vía Láctea y por tanto, hay en ella varias nebulosas estelares y cúmulos. Son interesantes, el M 36 y el M 38 (del catálogo de Messier). No podemos dejar a Capella sin decir que es una estrella doble, aunque más bien podemos afirmar que es cuádruple, ya que tiene, además de una compañera muy próxima, otras dos estrellas muy débiles, bastante más alejadas. Alguna vez hemos leído que el espectáculo que nos ofrece Capella, podría asimilarse, a la escala correspondiente, a dos esferas de 35 y 20 cm de diámetro, separadas entre sí 3 metros y a estas dos, les acompañan dos pequeñas bolitas de 2 cm de diámetro, situadas una de la otra a 120 m, pero separadas 40 Km de la pareja principal. Los antiguos mapas estelares muestran a Auriga como un hombre sujetando las riendas de un caballo en su mano derecha y cargando con su brazo izquierdo a una cabra y dos pequeños niños. Los árabes nos dejaron muchas leyendas sobre el cielo y llamaron a Capella "el Conductor", porque en los atardeceres, y en las luces crepusculares, era la primera que se veía entre todas las que minutos después la rodeaban.

BOOTES - EL BOYERO - EL GUARDADOR DE BUEYES - Lo más destacado de la constelación es la grandiosa Arturo, que es una preciosa estrella de color amarillento que, junto con Denébola de Leo y Spica de Virgo, forman un gran triángulo equilátero. La estrella Arturo está catalogada como la alfa de la constelación. Sabemos que desde muy antiguo, a las estrellas de cada constelación, se las clasifica con las letras del alfabeto griego, empezando por la alfa, la más brillante, luego la beta , la gamma , etc.. Aparte de esta clasificación, a las estrellas más brillantes, se les asigna un nombre propio. Arturo es una de las más brillantes estrellas del cielo. Está a 36 años-luz de nosotros y se desplaza hacia el cielo del sur a razón de 2,2" por año. Por tanto cada 1.600 años recorre un arco de 1o sobre la bóveda celeste y dentro de muchos miles de años, se nos habrá escapado de nuestro hemisferio, para adentrarse en las inmensidades del hemisferio austral, después de atravesar el Ecuador. Arturo es una estrella gigantesca. Hemos leído alguna vez que si estuviera a la distancia a la que está nuestro Sol, la veríamos con un diámetro de 15 grados. Siempre hemos indicado que para encontrar a Arturo, basta buscar las tres estrellas que perfilan la lanza de la Osa Mayor y siguiendo en el cielo esa curvatura llegamos sin ninguna duda a la estrella Arturo. Si siguiéramos esa línea, terminaríamos en Spica de la constelación de Virgo. Arturo, es la estrella numero tres en orden de brillo entre todas las estrellas del cielo. Su magnitud es de 0,04 y está situada a una distancia del Sol de 11 parsec. A la izquierda de esta constelación, tenemos ese delicado círculo de estrellas de reducidas proporciones, que configuran la bellísima constelación de la Corona Boreal. Siempre utilizamos a Arturo y por supuesto a toda la constelación, para encontrar ese grupo de estrellas que, aunque se ve con esa forma tan sugestiva en la actualidad, no viajan juntas, como la hacen otras familias de estrellas, sino que cada una se mueve en diferentes direcciones, por lo que dentro de unos cuantos miles de años no se podrá reconocer a esa constelación como ahora la vemos. Es curiosa la forma de toda la constelación, que nos recuerda una grandiosa cometa que colgara del cielo. En la mitología, Arturo significa "Guardador de bueyes" y se le recuerda porque cuidaba de los de Icaro (el que intentó volar con unas alas de cera) y que despreciando los consejos de su padre, el arquitecto Dédalo, se acercó tanto al Sol que murió al derretirse sus alas.

CAELUM - BURIL - La incorporó al cielo Lacaille en 1752. Nicolás Luis de Lacaille, célebre astrónomo francés, trabajó en el Observatorio de París y dirigió una expedición científica al Cabo de Buena Esperanza donde permaneció cuatro años. Observó alrededor de 10.000 estrellas, con las que formó 14 constelaciones y determinó así mismo, la paralaje de la luna. En 1741, ingresó en la Academia de Ciencias y por esas fechas, escribió varios libros de Astronomía, Mecánica y Matemáticas. Murió en 1762. Construyó un observatorio en el ático del Colegio Mazarino, en el que tuvo a su cargo la cátedra de Matemáticas. Este gran astrónomo, ya hemos dicho que formó muchas de las constelaciones del sur del cielo, que incorporó a los catálogos, con nombres de herramientas de artistas y científicos y de ahí ese nombre de buril, pieza indispensable para un escultor. No es esta una constelación demasiado buscada por los aficionados a la Astronomía, pues es difícil de observar desde nuestras latitudes y además, sus estrellas tienen magnitudes muy altas (tienen poco brillo). Concretamente la alfa , tan sólo tiene una magnitud de 4,5. Es una estrella doble que se encuentra de nosotros a 72 años-luz. La constelación de Buril, está situada en el hemisferio sur. Es obligado también hablar de la beta , que tan sólo tiene magnitud 5,05, es decir, que de no ser que la busquemos en una noche sin Luna o de novilunio, nos será difícil encontrarla a "ojo desnudo". Sabemos que esa magnitud, todavía la puede apreciar un ojo con agudeza visual normal (el límite es la magnitud 6), pero insistimos en que si deseamos observar esta estrella, como tantos otros puntos del cielo con poco brillo, será una herramienta indispensable el telescopio, en el que colocando las dos coordenadas ascensión recta y declinación, del astro que queramos observar en sus limbos, nos será fácil lograrlo.

CAMELOPARDALIS - LA JIRAFA - Está muy cercana al polo norte del cielo y por tanto podemos disfrutar de su observación desde España. Las estrellas que perfilan la constelación recuerdan a la figura de una jirafa. Una de sus patas queda atravesada por el Coluro de los Solsticios. Se llaman así a los dos planos que pasando por el eje PP', pasan por los equinoccios, llamándose en este caso Coluro de los Equinoccios y el que es perpendicular al anterior y pasa por los dos solsticios, se llama Coluro de los Solsticios. Como hemos indicado en otras constelaciones, es curioso observar las inflexiones que va teniendo la constelación, para tratar de recoger todas las estrellas que están dentro de ella. Aunque casi todas las constelaciones del cielo, tienen nombres que proceden de épocas muy antiguas, esta sólo tiene tres siglos. Hay personas que se inclinan a que no es una jirafa la que representa la constelación, sino el camello en que montaba Rebeca cuando buscaba a Isaac, según se puede leer en el Génesis.

CANCER - EL CANGREJO - Del 19 de julio al 9 de agosto (21 días) - Podríamos decir que es la quinta constelación del Zodíaco. El pertenecer al Zodíaco es lo que hace que sea conocida, ya que por la importancia de sus estrellas, pasaría casi desapercibida. Recordemos que habíamos definido el Zodíaco como una zona del cielo que está limitada por dos planos paralelos a la Eclíptica a ± 8o de distancia. Podemos afirmar que en efecto, no es fácil a primera vista, adivinar la forma de un cangrejo entre las estrellas que configuran la constelación. Sus estrellas, aunque poco luminosas, pueden verse a la izquierda de Cástor y Pollux, mirando hacia el sur. Sabemos que en la actualidad, debemos considerar que hay 13 constelaciones en esta zona del cielo. Cuando el Sol tiene una longitud eclíptica de 90o (antiguamente se encontraba sobre esta constelación de Cáncer), comienza el verano en el hemisferio boreal y el invierno en el austral. Actualmente la constelación sobre la que se proyecta el Sol en esas fechas (21 de junio), no es la de Cancer, sino la de Gemini. Todo está originado, lo repetimos una vez más, por ese fenómeno de la "Precesión de los equinoccios". En esta constelación, hay un hermoso cúmulo, catalogado como el M 44, también llamado "El Pesebre". Galileo fue el primero que se asombró al ver la densidad de estrellas que existen en esta zona del cielo. Muchas de las estrellas del mismo, observadas con telescopio, se nos desdoblan en dos, y a veces en tres, la mayor parte de un color amarillo blanquecino. Realmente este cúmulo no tiene descubridor conocido. A simple vista, el Pesebre es como una pequeña nube, grisácea. Con prismáticos es un gran espectáculo. En algún libro hemos leído que lo que más asombra del Pesebre, es la regular distribución de sus estrellas. Son como una exposición de joyas, que buscaran un comprador, dispuestas sobre el fondo oscuro del cielo. Es bonito leer eso de que si las estrellas que forman las Pléyades en Tauro, son todas azuladas, aquí tenemos toda la variedad de colores, fijados en diamantes, topacios, rubíes y esmeraldas. Se le calcula a este cúmulo una edad de cuatrocientos millones de años. No es fácil a primera vista, como decíamos, adivinar la forma de este animal entre las estrellas situadas en la constelación. Tal vez por esto, se le conocía en Egipto como "El Escarabajo" y en la India, como "La tortuga". El Sol está dentro de esta constelación, desde el 19 de julio, hasta el 9 de agosto (unos 21 días). Ya sabemos que los bordes de todas las constelaciones del cielo, están perfectamente delimitados, desde hace más de 70 años, en que la Unión Astronómica Internacional, se tomó el trabajo de definirlas, mediante meridianos y paralelos celestes, por lo que podemos calcular con total precisión, el momento en que entra en cada constelación y el momento en que sale de ella.

CANES VENATICI - LOS PERROS DE CAZA - Creemos que será muy observada por los cazadores y aficionados a las esperas cinegéticas, por lo que indica el nombre de la constelación y es fácil localizarla debajo del carro de la Osa Mayor. Es una constelación en que existen varias nebulosas espirales, entre las que debemos citar la M 51, que vemos con mucha frecuencia en diapositivas y transparencias. Se la conoce como "Los perros de Caza". Está de nosotros "nada más y nada menos" que a 13 millones de años-luz. Su magnitud es de 8,4, por lo que necesitamos telescopios para verla. También se la conoce como "El Torbellino" o "El Remolino". La estrella alfa , es una bella estrella doble, llamada "El Corazón de Carlos II", nombre que le dio Halley y es sin duda una de las más hermosas dobles del cielo. Las dos componentes, están separadas unos 20"; una es de color amarillo-oro y la otra ligeramente morada. Sus magnitudes son 3,2 y 5,7. El homenaje a Carlos II, se debió probablemente a la construcción del Observatorio de Greenwich por parte del monarca, en 1675. Siempre que tengo ocasión, me gusta invitar a todos los aficionados a la Astronomía que viajen a Londres, a que no se pierdan la visita a este Observatorio. Fue incorporada a las constelaciones del cielo por J. Hevelius en el siglo XVII. Hevelius (Juan), fue un gran astrónomo alemán, aunque en su juventud, fue cervecero. Estudió en la Universidad de Leyde y en 1641, se construyó un observatorio en la azotea de su casa, siendo su telescopio más potente, un refractor de 46 m de distancia focal. Un incendio lo destruyo junto con la casi totalidad de la edición de su obra Machina Coelestis. Dejó un catalogo con 1564 estrellas.

CANIS MAJOR - EL PERRO GRANDE - Es una constelación muy interesante de observar, tanto con telescopio o con gemelos. Acaso porque contiene a la estrella alfa, Sirio, que es la más brillante del cielo. Su magnitud es de -1,46 y está separada de nosotros una distancia de 2,7 parsec. Tiene una compañera de octava magnitud, muy difícil de ver, dado el enorme brillo de Sirio. Con 40 aumentos, se puede intentar observar ésta estrella que es conocida como Sirio B, pero siempre con gran dificultad. Fue descubierta en 1862 por Clark (Alván Jorge), óptico y astrónomo norteamericano. Se calcula que la densidad de Sirio B, es cincuenta mil veces mayor que la del agua. Dicho de otra forma, una cucharadita de su materia, pesaría casi una tonelada. Tiene tanta materia como nuestro Sol, pero comprimida en una esfera de diámetro tres veces el de la Tierra. Las distancias angulares entre Sirio y Sirio B, oscilan entre 12" y 2". Es en el primer caso, cuando podemos intentar ver a Sirio B. Cuando está cerca, a tan sólo 2", es prácticamente imposible hacerlo. Podemos añadir, para el lector que tenga curiosidad en estos temas, que con la ayuda de unos prismáticos o de algún otro instrumento aunque sea de pocos aumentos, se puede observar a Sirio en pleno día, si se sabe donde buscarle, dada la notable cantidad de luz que irradia. En la antigüedad, el pueblo babilónico eligió lo estrella Sirio de esta constelación a la que llamó "Estrella del Perro", por estar junto al cazador Orión y además porque al aparecer por el cielo del este, coincidía con los días más calurosos del año, se aplicaba y se sigue aplicando el calificativo de días de perros, para aquellos días en que el calor aprieta de lleno. Por esta constelación, atraviesa en su esquina noroeste, la Vía Láctea y por ello hay muchos racimos de estrellas en esta zona del cielo. El más bello es el M 41, que está a unos 4o al sur de Sirio y es fácil verlo conunos simples prismáticos, dado que su magnitud es de 4,5. En la mitología se lee, que hace miles de años en Egipto, se llamaba a Sirio "estrella Shotis". Cuando aparecía en la zona del este en el cielo, antes de salir el Sol, sabían que el río Nilo estaba próximo a desbordarse, inundando las tierras de sus orillas e inmediaciones. Sirio es una de las estrellas más próximas a nosotros, lo que explica su gran brillo.

CANIS MINOR - EL PERRO PEQUEÑO - Esta constelación, representa el Can Menor y junto con el Can Mayor, eran los dos perros que llevaba siempre Orión en todas sus cacerías por el cielo. Les separa la Vía Láctea. El borde sur de la constelación lo marca el plano del Ecuador. La estrella más brillante de ella es Procyon , que está situada a 11,3 años-luz de nosotros. Esta estrella Procyon o Proción, forma con Sirio y Betelgeuse un triángulo en el cielo casi equilátero. Ya hemos hablado de Sirio en el Can Mayor y de Betelgeuse en Orión. Proción, ocupa en orden de brillo el número 8, entre las estrellas más luminosas del cielo con una magnitud de 0,38. En el año 1840 Bessel, comprobó en Proción una periodicidad de 40 años en su movimiento propio y demostró que se debía, a la presencia de una compañera que giraba a su alrededor y que se observó por primera vez en ese año, con el telescopio del observatorio de Lick. La magnitud de esta estrella es de tan solo 10,5 y por tanto es difícil de observar con telescopio, al estar además tan solo a 5", de la estrella principal. Hay leyendas muy bonitas de las dos constelaciones. La estrella Proción, significa "Perro Guía". Se le dió este nombre porque aparece siempre antes que Sirio, en el borde de la Vía Láctea. Una antigua leyenda árabe, decía que Sirio y Proción, eran dos hermanas de un príncipe joven, que se casó y viajó lejos, al sur del cielo. Ellas le siguieron, pero sólo la mayor fue lo suficientemente fuerte, para poder atravesar El Gran Río, o sea, la Vía Láctea. La más joven, Proción, se quedó en la otra orilla.

CAPRICORNIO - EL CARNERO - El Sol está dentro de Capricornio unos 29 días. Es la constelación número doce del Zodíaco. Ya sabemos que hay trece por las que el Sol atraviesa, en su caminar aparente alrededor de la Tierra. El Sol está dentro de Capricornio, desde el 19 de enero, hasta el 16 de febrero (unos 29 días). Es interesante para el lector, saber que cuando el Sol lleva recorridos 270o en su movimiento aparente alrededor de la Tierra, a partir del paso por el equinoccio de primavera, y estamos más o menos en el 21 de diciembre, se dice que el Sol está en el Trópico de Capricornio, también llamado Solsticio de invierno. Sin embargo, la constelación sobre la que se encuentra en esas fechas no es Capricornio, sino Sagitario. La constelación está en el hemisferio austral y a pesar de que la vemos mal desde nuestras latitudes, la estrella

CARINA - LA QUILLA - Esta es una de las tres constelaciones en que se desgajó la gran constelación del cielo austral, Argo Navis. Está situada próxima al polo sur del cielo y por tanto no nos está permitida su observación. Es una constelación muy grande y por una de sus esquinas atraviesa la Vía Láctea, por lo que en esa zona, vista con telescopio, tendremos puntos de gran belleza. La estrella Canopus, es la alfa de la constelación, con magnitud menos 0,72 y es la segunda estrella del cielo en cuanto a brillo (después de Sirio). En esta zona, apareció una "nova" que hoy es la estrella beta y que fue de brillo variable durante el siglo XIX. En el año 1.827, alcanzó la primera magnitud y en 1.843 llegó a menos 1. Actualmente es de 7a. magnitud. Hay un cúmulo el Eta Carinae, también llamado "El Ojo de Cerradura", que podemos admirar con un pequeño telescopio. Pero ya insistimos en que toda la constelación y lo mismo este cúmulo, nos está prohibido verlo desde nuestras latitudes de España. En muchos libros, aparece fotografiado el cúmulo, lo que se ha hecho fácilmente, desde el observatorio de Cerro Tololo en Chile, que es uno de los observatorios mejor situados en el mundo entero, para la observación de los astros. Se encuentra en la cordillera de los Andes y la proximidad al desierto de Atacama, contribuye a que sea un lugar ideal para la instalación de un observatorio. La latitud geográfica del mismo, es de menos 30o lo que le permite la observación de interesantes objetos astronómicos del hemisferio sur. En este observatorio, hay instalados varios telescopios con aberturas de hasta 4 metros. Lo que hemos dicho de las condiciones magníficas del lugar en que está emplazado este observatorio de Cerro Tololo, podemos igualmente hablarlo, respecto a las que reúnen los observatorios que tenemos instalados en suelo español. Nos referimos al observatorio de Calar Alto, en la Sierra de Filabres en Almería y a los que tenemos en la isla de la Palma en las Islas Canarias.

CASSIOPEA - LA REINA DE EGIPTO - Es una constelación que todo el mundo conoce. Tiene forma de W o de M muy abierta. Esta constelación y la Osa Mayor, dejan en medio a la Polar. Existen en ella varias estrellas variables y se encuentra de nosotros a 6.200 años-luz. Está situada en plena Vía Láctea. En esta zona se descubrió en 1572 una "nova". Tycho Brahe la estuvo observando minuciosamente. Al parecer, eclipsaba al mismo Venus y era visible en pleno día. Es interesante decir que las novas, son fenómenos muy raros y no llegan a la media docena los casos catalogados. Dos de ellos, antes de Tycho en 1006 y en 1054 de nuestra era. Otro ocurrió en 1604 y se le llamó la "estrella de Kepler". Las super-novas y novas, son fenómenos violentos del universo y se dan cuando ocurre la muerte de una estrella. A la supernova descubierta por Tycho Brahe se le dio su nombre "supernova de Tycho". En el lugar en que apareció, hoy solamente queda una débil nebulosa y una fuente de ondas de radio. En esta constelación hay una nebulosa muy conocida que se denomina Bubble, muy difícil de observar. Cassiopea, dadas sus coordenadas es una constelación circumpolar desde nuestras latitudes. Sabemos que se llaman así a los astros que están siempre sobre el plano del horizonte, o dicho de otra forma, que sus declinaciones son mayores que la colatitud del lugar. La estrella más brillante de la constelación se llama Schedir y tiene una magnitud de 2,2, aunque la más famosa, es la gamma que está en medio de la W o M (según la época en que veamos la constelación). Esta estrella es variable, pues su magnitud oscila entre 1,6 y 3. Se encuentra a 100 años-luz de nosotros. A 2" de distancia de esta estrella, tiene una compañera de magnitud 11. La mitología se ocupa ampliamente de Cassiopea. Era reina de Egipto y tenía tal belleza, que se creyó superior a las Nereidas (ninfas de los mares). Furioso el dios Neptuno, envió un monstruo marino al país; el Oráculo, para aplacarlo, exigió que la bellísima Andrómeda, hija de Cassiopea, fuera encadenada a una roca de la playa para ser devorada por el espantoso animal. Sin embargo, cuando ya creía que era su final, fue salvada por Perseo, montado sobe el caballo volador Pegaso.

CENTAURUS - EL CENTAURO - Es una constelación conocida, esencialmente porque en ella se encuentra la estrella más próxima a nosotros. Es la alfa de magnitud 1, que se llama Rigil Kent. Ocupa el número 4 entre las estrellas más brillantes del cielo y tiene una compañera que todavía está algo más cerca de nosotros. La primera está a 4,3 años-luz y esta segunda a 4,2 años-luz. Es, por tanto esta estrella, un hermoso par amarillo-naranja de magnitudes 0,3 y 1,7. A pesar de estar "tan cerca " esta estrella de nosotros, en muchas ocasiones para hacernos una idea de esa distancia, comentamos que la Tierra (que sabemos tiene un radio de 6.370 Km), se vería desde esa estrella, con el mismo tamaño que la punta de un alfiler situado en Moscú, visto desde Madrid (a 3.000 Km de distancia). Dadas las declinaciones de sus estrellas, gran parte de la constelación, no es visible desde nuestras latitudes. Es además muy extendida en el sentido de las ascensiones rectas. En la constelación podemos asombrarnos con el cúmulo conocido como Omega Centaurus, muy fotografiado y que se considera como el mayor cúmulo globular del hemisferio sur. Siempre, al hablar de esta constelación que está relativamente cerca del Polo Sur, comento que se encuentra casi rodeando a esa constelación de Crux, o La Cruz del Sur, que en el hemisferio austral utilizan para buscar la estrella Polar del Sur. Comento muchas veces, la fortuna que tenemos en nuestro hemisferio de tener una estrella Polar, que nos ayuda a buscar el norte que es la alfa de la Osa Menor, y que tiene una magnitud de 2,1. Sin embargo, la estrella que sirve para buscar el Polo Sur del cielo, tan sólo tiene magnitud 5,5 y siempre decimos lo cerca que está de la magnitud 6, que es el límite que un ojo con agudeza visual normal puede llegar a ver. En la mitología griega se encuentran diversas tradiciones respecto al origen de los centauros. Se les supone de origen asiático y bajo este concepto, su nombre significa hombres-caballos o nubes que parecen cabalgar en torno al Sol. La tradición griega les daba por padre a Apolo (el Sol).  El Centauro, tiene las cuatro extremidades y el cuerpo de caballo y el torso y la cabeza humanos. Suelen aparecer en muchos monumentos de la Edad Media

CEPHEUS - CEFEO - Es esta una constelación que al estudioso del cielo tiene que asombrarle el ver las formas tan irregulares que la definen. Las constelaciones, sabemos que están limitadas por arcos de meridiano y paralelo, fijados desde hace ya más de 70 años, por la Unión Astronómica Internacional. Si miramos algún mapa del cielo, observamos las inflexiones y quiebros que va haciendo, necesarias para dejar en su interior todas las estrellas que desde siempre se han considerado de esta constelación. Tenemos una estrella muy interesante que es la delta. Es una doble muy bella con magnitudes 3,6 y 4,6, pero además es una estrella variable, con período de 5 días, 8 horas y 48 minutos y de color amarillo. Este periodo, lo respeta con una rigurosidad absoluta. Esta estrella dio nombre a todas las variables que se siguieron observando en el tiempo. Son las que se conocen como "cefeidas". Cuanto más luminosa es una cefeida, mayor es su período. Esta relación proporciona a los astrofísicos, una de las formas de determinar distancias. La constelación está muy cercana al Polo Norte y durante muchos meses podemos observarla. Por la parte sur-oeste de Cepheus atraviesa la Vía Láctea con una gran densidad de estrellas y también con gran cantidad de nebulosas gaseosas. Ya hemos citado varias veces a esta constelación cuando hablamos de mitologías y leyendas. Recordemos que Cepheus, casado con Cassiopea eran los padres de Andrómeda, la cual al pretender ser más hermosa que las Nereidas, despertó la cólera del dios Neptuno. La leyenda añade que nada pasaría si se ofrecía a Andrómeda como ofrenda al monstruo marino Cetus. Andrómeda fue encadenada a una roca esperando su triste destino. Cuenta la leyenda que de repente oyó un gran ruido, como de un gran viento y pensó que era el monstruo que se acercaba a ella. Sin embargo lo que oía era el caballo Pegaso, sobre el que venía cabalgando Perseo el cual salvó a la princesa.

CETUS - LA BALLENA - La constelación de Cetus o la Ballena, o el monstruo marino, la hemos estado citando en todos los pasajes de mitología que se refieren a Cassiopea, Andrómeda y Perseo. En efecto es la Ballena, que luego volveremos a citar. La estrella más interesante de esta constelación es la ómicron (o), o Mira (La Maravillosa). Este nombre le fue dado por el astrónomo David Fabricius el 13 de agosto del año 1596, cuando descubrió que su luz cambiaba de un modo extraño. Durante diez días brillaba intensamente y luego empezaba a disminuir lentamente, hasta transcurrir unos siete meses, en que el ojo humano la perdía. Después, durante otros tres meses, nuevamente volvía a aumentar. En el año 1603 el cartógrafo Bayer, registró la estrella Mira como de cuarta magnitud. Tras unos meses, su luz desapareció misteriosamente, volviendo a verse un año después. Tras estudiarla intensamente los astrónomos, llegaron a la conclusión de que solamente se veía unas pocas semanas al año. Durante todo el siglo XVII nadie supo dar una explicación lógica a estos hechos. Esto es lo que hizo que se la llamase "La Prodigiosa" o "La Maravillosa", que es como la conocemos en la actualidad. El periodo total de estas variaciones, que se conocen en la actualidad con precisión es de 351 días. Las magnitudes extremas de la estrella oscilan entre un máximo de 3 y un mínimo de 10. Podemos leer que en 1779, la estrella Mira casi alcanzó la magnitud 1, brillando tanto como Aldebarán (en Taurus). Se encuentra a 220 años-luz. El plano del Ecuador atraviesa esta constelación, que es una de las más grandes del cielo. Cetus, es el monstruo del mar que vive en la región marina de los cielos. Fue enviado por Neptuno para que vengase la ofensa que le hizo Cassiopea, proclamando que su hija Andrómeda era más bella que cualquiera de las ninfas marinas. Andrómeda, se ofreció a Cetus en sacrificio y Neptuno quedó satisfecho. Lo más sugestivo de la narración es cómo Perseo salva a la princesa, cuando pensaba que la ballena la iba a devorar.

CHAMALEON - EL CAMALEON - Es una constelación difícil de ver, y por supuesto para nuestras latitudes, está totalmente prohibida su observación. Se encuentra muy cercana al Polo Sur. La incorporó al cielo J. Bayer en 1603. Es curiosa su posición, que rodea ligeramente a la que cubre el Polo Sur, que sabemos es Octantis. Por su proximidad a este Polo, como decíamos antes, nos está totalmente prohibida la observación de ella desde nuestras latitudes de España. En todos los casos, los habitantes del hemisferio austral, y los que estén situados en latitudes bajas, aunque sean positivas, sí podrán disfrutar de la observación de alguna de sus estrellas, aunque ya decimos, que no hay en la constelación ninguna importante. En cualquier caso, hemos de ayudarnos de telescopios para poder apreciar detalles de ella. Es curioso el nombre dado a esta constelación, dado que no se ve ningún parecido entre las estrellas situadas en ella y el animal que representa.

CIRCINUS -  EL COMPÁS Ó LA BRÚJULA -  Está situada en una zona del cielo, como tantas otras, de observación prohibida para nuestras latitudes. La incorporó al cielo Lacaille en 1752. Su estrella principal alfa, es doble. La Vía Láctea, atraviesa la constelación que es muy pequeña, como algunas de las que estamos citando. Podemos dirigir nuestro telescopio, si el lector se encuentra en zonas con latitud apropiada para poder ver las estrellas que la configuran y que todas son negativas y además cercanas a los 50o ó 60 grados (negativos). En la constelación de Chamaeleon hablábamos algo de telescopios. Me gustaría en otros momentos citar más cosas de estos instrumentos tan necesarios para los aficionados y por supuesto para los profesionales de esta bella ciencia que es la Astronomía. Cuantas veces hemos citado a Galileo, que fue el primer astrónomo que tuvo la fortuna de tener en sus manos un instrumento de estas características. Aunque el que tuvo, por supuesto, era de muy baja calidad, con él descubrió infinidad de objetos y detalles que habían sido prohibidos para el hombre. Por ejemplo los satélites de Júpiter, las manchas solares y los anillos de Saturno. Sin telescopio es imposible disfrutar con esos maravillosos espectáculos.

COLUMBA - LA PALOMA -  La incorporó a los catálogos estelares J. Bayer en 1603. Está situada en el cielo debajo y algo alejada del gran cazador que es Orión. Acaso la ha puesto en su punto de mira para matarla. Como otras constelaciones del cielo austral, podemos decir que no podemos verla desde las latitudes de España. En cambio sí lo pueden hacer los que habiten en nuestro planeta pero con latitudes de 20 grados o más bajas. Naturalmente, si el lector se encuentra en un lugar de latitud negativa, seguro de que podrá disfrutar de todas estas constelaciones que nos están vedadas para nosotros, pero a cambio, ellos no podrán disfrutar con las que para nosotros son tan bellas. Por ejemplo, no podrán ver todas las que rodean al Polo Norte, como son la Osa Mayor, la Menor, Casiopea, El Dragón y tantas otras. Es interesante que el lector comprenda la íntima relación que existe (a efectos de ver o no ver las distintas zonas del cielo), entre la latitud del lugar de observación y la declinación de las estrellas que quiera observar.

COMA BERENICES - LA CABELLERA DE BERENICE - La constelación tiene estrellas poco brillantes aunque son de coloraciones variadas. Lo más espectacular de ella es la galaxia no 4565, que aunque es muy difícil de observar con telescopio de aficionado, se compara con nuestra propia galaxia. Las dimensiones de esta galaxia que es de tipo espiral son de 14' * 1' es decir, es catorce veces más larga que ancha. Podemos verla en el dibujo que acompañamos. Esta constelación, tiene a su vez otra especial característica y es que en ella se encuentra el Polo Norte de la Vía Láctea, es decir, el punto en que la recta perpendicular a dicho plano corta a la esfera celeste, estando el otro extremo de dicha recta al otro lado del firmamento en la constelación del Escultor. La Vía Láctea estoy seguro de que todos los lectores la han visto, cuando han estado fuera de la contaminación de las ciudades. Es esa banda blanquecina que atraviesa el cielo y que realmente es la galaxia en la que estamos, vista desde su interior. En España se le llama también el Camino de Santiago. Su anchura es variable teniendo como promedio unos 15o. En otros momentos hablaremos de esta franja luminosa que circunda la bóveda celeste, como un círculo máximo y que corta a la Eclíptica con una inclinación de 61o. Con telescopios, se ve formada por miles y miles de estrellas. Esta constelación representa la cabellera de la hermosa Berenice, que fue reina de Egipto, de quien cuenta la leyenda que sacrificó su cabellera a los dioses en agradecimiento por haber retornado sano su marido de la guerra. El rey estuvo enfadado mucho tiempo, al verla sin pelo, hasta que un sacerdote le indicó que los dioses, para inmortalizar su sacrificio, habían colocado la cabellera de su mujer en el cielo, lo que le produjo una gran alegría.

CORONA BOREALIS - LA CORONA BOREAL - Es una constelación muy bella, dado que las estrellas que la componen forman un delicado círculo en el cielo. Está situada en el hemisferio boreal, junto a Hércules y el Boyero. Su estrella alfa se la conoce como "la Gema" o "la Perla", y es de segunda magnitud. También se la conoce como "Margarita". Tiene una estrella interesante que es la R variable, que oscila entre las magnitudes 5,8 y 13,8. Durante meses y años permanece en la 5,8 y rápidamente desciende varias magnitudes. Ha pasado por tales situaciones en 1917, 1923, 1925, 1938, 1942 1946, 1949, 1952 1960 etc... Se cree que estas variaciones son debidas a erupciones de carbono que al llegar a cierta altura se condensan en nubes de grafito que eclipsan la luz del astro. Otra estrella interesante es Mira Ceti, que pasa de la magnitud 6,1 a la 13,4 en 361 días. La estrella beta es de gran interés en muchos aspectos. Su movimiento propio entre las estrellas es de 0,2" por año, mientras que se aproxima a nosotros con una velocidad de 18 Km/s. Actúa como vemos, en contra de esa expansión del Universo de la que tanto se habla en estos momentos. Aunque se ven a las estrellas de la constelación con esa forma tan sugestiva actualmente, no viajan juntas como lo hacen otras familias de estrellas, sino que cada una se mueve en diferentes direcciones, por lo que dentro de unos cuantos miles de años, no se podrá reconocer a esta constelación como ahora la vemos. Podemos encontrarla hacia el verano utilizando como referencia la hermosa Arturo de la constelación del Boyero. Algo más a la izquierda de dicha estrella, veremos este conjunto de estrellas tan delicado y bello que constituye esta constelación de la Corona Boreal.

CORVUS - EL CUERVO - Es una constelación muy pequeña, y situada muy cercana al plano del Ecuador. Ya que hemos hablado en la constelación de la Corona Austral del grupo de telescopios existentes en la isla de la Palma, conocidos como El Roque de los Muchachos, querría en esta constelación, hablar aunque solo sean unas ligeras pinceladas, de otro observatorio español, el de Calar Alto, en la Sierra de Filabres en la provincia de Almería. Se encuentra a 2.100 metros de altitud. Por un convenio hispano-alemán, se instaló una cúpula española dependiente del observatorio Astronómico de Madrid, que depende del Instituto Geográfico Nacional. El telescopio que va en ella es reflector, y tiene 1,53 m de diámetro. El bloque de vidrio cerámico utilizado para tallar la lente, tiene un coeficiente de dilatación muy pequeño.

CRATER- LA TAZA o LA COPA - La estrella más brillante de la constelación es la delta, que está situada de nosotros a 130 años-luz y tiene una magnitud de 3,8. Es curioso observar que la estrella alfa es menos brillante que la delta que hemos citado. La alfa de nombre Alphard tiene una magnitud de 4.08. Esto va en contra de lo que normalmente observamos y es que dentro de cada constelación, se asignan en orden del brillo de cada estrella, las letras del alfabeto griego. Así a la más brillante se le asigna la alfa, a la siguiente la beta, y así sucesivamente la gamma, delta, etc. Es una constelación en la que podemos ver "a ojo desnudo" unas doce o trece estrellas. Las dos estrellas alfa y beta, forman la base de la copa imaginaria. A principios del siglo XVII, en la época en que Bayer realizaba sus observaciones, la estrella más brillante de la misma era, sin duda, la alfa, mientras que hoy la más brillante es la delta. También la beta parece haber disminuido algo de intensidad en el curso de los últimos tres o cuatro siglos. Dice la mitología, que Cráter era "la copa" que el cuervo debía utilizar, para coger agua y llevársela al dios Apolo cuando tuviera sed. El cuervo es la constelación anteriormente citada. En Hydra, podemos leer la leyenda completa, en que interviene también el Cuervo (Corvus).

CRUX - LA CRUZ DEL SUR -  Es una constelación circumpolar (está siempre sobre el plano del horizonte) del hemisferio austral, casi envuelta por el Centauro. Aunque fue observada desde la más remota antigüedad desde los países situados cerca de los Trópicos e indudablemente lo fue por los navegantes españoles y portugueses, sólo fue citada por primera vez, en el año 1515 por el florentino Andrés Corsali, quien la designa con el nombre de "Cruz maravillosa". Esta constelación, fue observada también por los antiguos astrónomos, a pesar de estar tan próxima al Polo Sur. En efecto desde Alejandría, Atenas y Roma se divisaba la Cruz del Sur, sobre el horizonte. Se proyecta sobre la Vía Láctea y está constituida por cuatro magníficas estrellas principales dispuestas en forma de cruz. La estrella señalada con la letra griega Kappa, es impresionante al ser contemplada con auxilio de telescopios. En efecto, veremos en ese punto del cielo, un magnífico cúmulo estelar formado por estrellas de variadas coloraciones. Esta constelación, nos está prohibida para nuestras miradas desde las latitudes de España ya que se encuentra muy cercana al Polo sur del cielo. Las cuatro estrellas que configuran la constelación forman una cruz. Dos de ellas son de primera magnitud, en particular la alfa, es una de las más hermosas estrellas dobles del firmamento. Esta estrella, se sitúa en el lugar número 21 de entre todas las del cielo, ordenadas por magnitud o brillo. Sabemos que el primer lugar lo ocupa (por derecho propio) la estrella Sirio en el Can Mayor. Al sur-este de la Cruz, una nube de polvo oscurece la Vía Láctea. Es el famoso "Saco de Carbón", que ocupa una zona de 8opor 5o en el cielo. No hay en esta zona, ninguna estrella visible a simple vista y por tanto aparece completamente negra. Esta constelación de la Cruz del Sur, es la más pequeña que existe. Pasó a ser una más del cielo del sur en 1603 y fue incorporada por J. Bayer. Como hemos dicho, la Vía Láctea atraviesa toda la constelación y desde el hemisferio sur, todos sus habitantes pueden quedar asombrados ante los puntos de luz tan impresionantes que nos ofrece. Siempre que he tenido ocasión, he comentado la pequeñez de esta constelación de "La cruz del Sur", al compararla con El Cisne, que es una de las más bellas constelaciones del hemisferio del norte y a la que también se la conoce como "La Cruz del Norte".

CYGNUS - EL CISNE - Es una zona muy rica en nebulosas. Cerca de la estrella alfa o Deneb, está la llamada ³Nebulosa de Norteamérica², denominada así, a causa de su parecido con aquel continente, aunque es difícil verla. En muchos libros aparece fotografiada. Observando la estrella beta o Albireo, con un telescopio, veremos que es una estrella doble, la mayor de color roja-dorada y la menor a su lado azul. Se dice con frecuencia que Albireo es uno de los más bellos puntos de observación del cielo con telescopio. Quizás quien me haya oído alguna vez hablar de esta constelación y, en particular de esta estrella, recordará una anécdota que me gusta repetir. Recuerdo de mis tiempos de universitario, en que tuve la fortuna de tener a un magnífico profesor, gran amigo de la música, que nos hablaba muchas veces de esa obra de Mussorgsky que se titula ³Una noche en el monte pelado². Nos decía que después de los primeros minutos, en que se adivina en una noche, una terrible tempestad y tormenta en un pueblecito de las montañas, acaso de los Alpes y que tiene aterrorizados a sus habitantes, que viven rayos y truenos y todo lo más espantoso que podemos imaginar, al amanecer, en esa música descriptiva de Mussorgsky, ya pasada la tormenta, se adivina un paisaje tranquilo, en que de pronto, se oye a lo lejos, las campanas de una pequeña iglesia y la flauta de un pastor que cuida de su rebaño. Por una de las alas del Cisne, atraviesa la Vía Láctea. Ya hemos dicho en otras ocasiones que se conoce a esta constelación como "La Cruz del Norte". También es muy conocida en esta constelación, la "Nebulosa del Velo", que también se la conoce como "El Encaje", siendo uno de los más delicados objetos celestes que podemos observar, cuajada de finísimos bucles. Sólo es visible con ayuda de fotografías de largas exposiciones y en grandes telescopios. Por tanto, no es apta para aficionados. Una leyenda acerca de El Cisne, la relaciona con Phaeton, el hijo de Apolo que un día condujo el carro de sal de su padre, lo que terminó en un desastre. Phaeton cayó a un río. Y su hermano buscó bajo el agua su cuerpo y los dioses premiaron este acto, dándole como recompensa un lugar en el cielo en forma de cisne....

DORADO - LA DORADA - Es el nombre científico latino de la constelación del cielo austral La Dorada. La incorporó, como otras constelaciones del hemisferio sur a los catálogos estelares J. Bayer en 1603. En ella está la famosa Gran Nube de Magallanes, que es una de las más hermosas nebulosas del firmamento, de la que algún día hablaremos. La posición que tiene la constelación en el hemisferio sur, hace que no podamos verla desde nuestras latitudes. La Gran Nube de Magallanes fue descubierta por los navegantes portugueses en el siglo XV. Es uno de los cuerpos celestes más bellos aun con pocos aumentos con que lo veamos. Recuerda algo a la Nebulosa de Orión. Es visible a simple vista y esta de nosotros a 100.000 años luz. La Gran Nube, se extiende en unos 42o cuadrados, o sea equivale a cien veces la superficie aparente del disco lunar. A principios de 1987 apareció una supernova en la Nube de Magallanes a la que se asignó el n&iuacute;mero 1987 A. Es impresionante pensar, en que la luz que vemos en estos momentos procedente de la nebulosa, se produjo hace casi 100.000 años.

DRACO - EL DRAGON - Es una constelación muy grande. Desde la cabeza hasta la cola la podemos ver en el cielo sin dificultad, ya que además es toda ella circumpolar para nuestras latitudes. El polo pi de la Eclíptica, está situado dentro de ella. Recordemos que la intersección de los dos planos, el Ecuador y la Eclíptica es la línea de los equinoccios y uno de los dos extremos es el punto Aries o "Equinoccio de Primavera" , que es el punto que se toma como origen de la coordenada ascensión recta y también de las longitudes eclípticas. Esta constelación, rodea a la Osa Menor y es interesante la observación en ella de muchas estrellas. También de la Nebulosa de "El Polo de la Eclíptica", llamada así por su situación. Aunque sea citar una vez más ese fenómeno de "la Precesión de los Equinoccios", descubierto por Hiparco en el siglo II antes de Cristo, digamos que debido a ese efecto, la Polar va variando y sabemos que actualmente se llama así a la estrella

EQUULEUS - EKL CABALLO MENOR - O "el Caballito". Según la leyenda, este fue un regalo que se hizo a Castor, hermano menor de Pollux. Recordemos a estas dos estrellas, como las más importantes de la constelación de Gemini. Es la constelación más pequeña del hemisferio boreal, y está formada por cinco estrellas apenas perceptibles a simple vista y dispuestas en forma de trapecio. La estrella alfa, que es la más luminosa de la constelación, significa en su traducción "Parte delantera del caballo" y podriacute;amos situarla en el ojo del caballito celeste. Su magnitud es 4,1 y brilla con una luz blanco-amarillenta.

ERIDANUS - EL GRAN RIO - Es una enorme constelación, que recorre gran parte del cielo del sur. Empieza cerca de la estrella Rigel de Orión y después de formar varios meandros, termina en la estrella Achernar. Está formada por unas 300 estrellas, que la delimitan y que se pueden ver a simple vista. Es curiosa la estrella Achernar, que en árabe significa "final del río". La constelación tiene su borde más meridional, exactamente en el plano del Ecuador y curiosamente en una serie de dientes de sierra alcanza las declinaciones de casi 60o negativos. Achernar, es un astro muy interesante, pues resplandece con luz blanco-azulada, siendo su brillo, 600 veces más intenso que el de nuestro Sol. Es una estrella enormemente grande, pues su diámetro se estima en unas siete veces el de nuestra estrella, que sabemos es de casi un millón y medio de kilómetros. Se encuentra de nosotros a 120 años-luz. También es curiosa la estrella gamma, que tiene una magnitud de 3 y en ella, los antiguos egipcios veían una barca, la de Osiris navegando por el río Nilo. Es un astro que brilla con luz roja y emite una cantidad de luz, 300 veces superior a la de nuestro Sol. Es esta, una constelación muy apropiada para hablar de las estrellas que se ven desde cada lugar de la Tierra, dada la forma tan alargada que tiene en cuanto a las declinaciones de sus estrellas. Es decir, que el hecho de que abarcan, desde los 0o hasta los 57o negativos, hace que unas zonas las veamos y otras no. Es claro que las estrellas cuyas declinaciones, sean inferiores a -50o, no las podremos ver nunca desde nuestras latitudes de España. Para aquel lector que quiera profundizar en estos temas, le sugeriría consultase algún otro libro de más nivel. Por ejemplo mi libro Astronomía. También le invitaría a que leyera lo que hablo en las constelaciones de Grus y Musca, sobre esa coordenada declinación, tan esencial para el estudioso a la Astronomía. Este era el nombre que se daba al río Po, en la época de la civilización griega, en que se admitía, que era uno de los más importantes del mundo conocido.

FORNAX - El HORNO - La añadió a todas las del cielo, Lacaille en el siglo XVIII. El nombre exacto de la constelación es "Horno Químico". Es una constelación que no vemos desde nuestras latitudes y cubre un área de unos 400o cuadrados. Todas las estrellas de la constelación, son muy débiles. Citemos que la más brillante, la alfa, tan sólo tiene una magnitud de 3,9 y se encuentra a 40 años-luz de nosotros. Debemos citar como muy interesante, la zona próxima a la estrella. En un campo de 1o de diámetro, se puede detectar la presencia de una decena de pálidas manchitas, cada una de las cuales es un universo semejante a nuestra Vía Láctea. El objeto más destacado de este conjunto, es una bella espiral de tipo barrado, que está a 600.000 años-luz y las estrellas que lo forman, están distribuidas en un espacio que la luz emplea 15.000 años en atravesar.

GEMINIS - LOS GEMELOS - El Sol está dentro de Gemini del 20 de junio al 19 de julio (unos 29 días). Desde muy antiguo, se van identificando las estrellas que están dentro de cada constelación, ordenándolas de mayor a menor brillo y asignándoles una letra del alfabeto griego, empezando por la alfa y siguiendo la beta, luego la gamma etc.. Algo más reciente es, que además de que cada estrella tenga una letra del alfabeto griego, para identificarla, a las más brillantes de cada constelación, se les va bautizando con nombres propios. Nombres que casi todos, han llegado sin variar hasta nuestras civilizaciones. En otro libro, comentaba la paradoja de que Castor y Pollux, o estrellas "alfa" y "beta" de la constelación, no respetan el ser la alfa la más brillante. En efecto, la magnitud de Castor es 1,58 y la de Pollux 1,14. Dicho de otra forma, Pollux es más brillante que Castor. La estrella, Castor, es una de las más hermosas binarias del cielo. Gemini es una constelación muy observada por los aficionados. Hay un punto de observación obligado en Gemini, que es el cúmulo M 35 (del catálogo de Messier). En Virgo, hablaremos de este gran astrónomo Carlos Messier, que nos dejó catalogados una serie de puntos del cielo que nos asombran con su observación. Concretamente la M 35, se observa con unos simples prismá ticos y con un telescopio podemos ver en él unas 300 estrellas. Por los pies de Gemini pasa la Vía Láctea. Entre las estrellas de Gemini, el astrónomo Herschel descubrió el planeta Urano, en marzo de 1782. Este descubrimiento fue casual. Y sirvió para que aquella famosa Ley de Bode, que encajaba muy bien con los planetas conocidos en aquellas fechas, al descubrirse Urano y también coincidir los números de la ley, con la distancia al Sol deducida tras el descubrimiento, sirviera entre otras cosas, para iniciar la búsqueda de aquel planeta que faltaba en la ley de Bode y que debía ocupar el hueco del 2,8 de dicha ley. Yo aconsejaría buscar en algún libro, este tema tan sugestivo que es el de la Ley de Bode. Ya hablaremos en alguna ocasión, del descubrimiento del siguiente planeta Neptuno, que siempre que tengo ocasión digo que es una de las más fascinantes historias de la Astronomía. Creo que es muy bonita la leyenda, que nos habla de Castor y Pollux, las dos estrellas más brillantes de la constelación. Castor domaba caballos y era mortal y Pollux, luchador invencible dios de los atletas era inmortal. Como Castor murió en un combate y no podían vivir el uno sin el otro, Júpiter le concedió la inmortalidad y los puso juntos en el cielo para siempre. Los dibujos nos los muestran cogidos de la mano. En la Biblia se lee como San Pablo viajó en barco, desde la isla de Malta a Roma, llevando de signo o cabecera, la figura de los Gemelos. Es la cuarta constelación del Zodíaco. El Sol está dentro de Gemini del 20 de junio, al 19 de julio (unos 29 días).

GRUS - LA GRULLA - Es una constelación cercana al Ave Fénix. Parece como si este animal, estuviera persiguiendo a la Grulla. Es sugestivo, ver el parecido de estos dos animales, con las siluetas formadas por las estrellas que las definen. Fue incorporada a los mapas de estrellas por J. Bayer en 1603. Ya hemos hablado de este gran astrónomo, en la constelación de Apus (El Ave del Paraíso). Desde luego, no podemos ver nada de esta constelación desde España; en cambio, observada desde el hemisferio sur, o sea desde cualquier lugar situado debajo del Ecuador, podemos admirar entre otras la estrella alfa, que significa "La Luminosa", con magnitud 1,8 y situada del Sol a una distancia de 65 años-luz. En otras constelaciones habíamos dicho que en esta de Grus, hablaríamos algo de esas coordenadas tan esenciales en Astronomía que son, la ascensión recta y la declinación y que se representan por las dos letras del alfabeto griego, alfa y delta. Todos los aficionados a esta ciencia deben estar familiarizados con este sistema de coordenadas que nos permite dirigir nuestro telescopio hacia cualquier parte del cielo, siempre que conozcamos dichas coordenadas. Todos los astros, estrellas, galaxias, nebulosas etc., tienen sus posiciones fijadas en los catálogos y anuarios con estos dos números. Dicho de otra forma, podemos decir que a cada punto del cielo, le corresponden dos números que son sus coordenadas ecuatoriales absolutas y recíprocamente a cada pareja de números ordenados, ascensión recta y declinación, le corresponde un punto del cielo. Si queremos leer algo más de estas coordenadas, podemos hacerlo en la constelación de Musca (La Mosca).

HERCULES - Hercules - En esta constelación tenemos infinidad de puntos bellísimos para observar con telescopio. Pero de entre todos, es debajo de la estrella , donde está el hermoso cúmulo globular M 13. Es el famoso "Cúmulo de Hércules" visible a simple vista, como una mancha blanquecina en noches sin Luna. Los cúmulos globulares, son grupos esféricos de estrellas en los que puede haber cientos de miles de estrellas. Al cúmulo M 13, se le calcula un millón de estrellas y se puede observar con unos prismáticos. Está de nosotros sólo a 23.000 años-luz. Fue descubierto por Halley en 1714, y es el cúmulo más brillante de los visibles del hemisferio norte. Se dice que ante el M 13, el más frío de los observadores, queda impresionado y maravillado. Todo el conjunto mide 100 años-luz de diámetro. Siempre que hablo de Hércules, creo obligado recordar un pensamiento que nos dejó aquel gran astrónomo y desde luego poeta que fue Flammarion (Nicolás Camilo), referido a la estrella ¼ de Hércules: "Miremos con atención especial la región próxima a la estrella ¼ de Hércules. Hacia allí es donde el Sol nos arrastra en su movimiento, por esos espacios infinitos del Universo. Una noche tranquila del verano, levantemos nuestros ojos hacia esa región del cielo. Hacia ella marchamos todos nosotros, con el Sol, la Tierra, la Luna y los planetas, como una gran flota de embarcaciones que navega hacia ese puerto celeste" y termina Flammarion, con esa pregunta sin respuesta "¿Llegaremos allí alguna vez?" En cuanto a mitologías y leyendas, digamos que se suele representar a Hércules, vestido con una piel de león. Fue adorado en Grecia como un dios. Esta constelación cubre una gran parte del cielo. Los viejos mapas de estrellas, muestran a Hércules con la cabeza hacia abajo, con un pie descansando sobre la cabeza del Dragón. Hércules, es tema de muchas antiguas leyendas. Una de ellas nos dice cómo siendo esclavo, venció las más difíciles y peligrosas tareas. Tenía que luchar contra terribles adversarios, incluyendo un león salvaje y un reptil con nueve cabezas, la Hydra. Se dice que cuando Zeuss que era el padre de Hércules, al nacer éste, quiso que tomara leche del pecho de su mujer, la diosa Hera, Hércules fue tan impetuoso, que se le derramó un chorro de leche del pecho de Hera que se esparció por la bóveda celeste. Así se dice que se formó la Vía Láctea. Es una constelación cercana al polo sur y por tanto como tantas otras, prácticamente invisible para nuestras latitudes. La incorporó Lacaille en 1752, famoso astrónomo (del cual hemos hablado en la constelación de Caelum). La inquietud que siempre tuvo el hombre de la antigüedad, por la medida del tiempo, le llevó a utilizar el Sol y las sombras producidas por un estilete, para medir las horas. Al principio los relojes eran de Sol, viendo las horas según las sombras que un estilete iba marcando. Podríamos decir que fueron los primeros relojes empleados por el hombre. El inconveniente de ellos es, que únicamente funcionan cuando el Sol brilla, es decir, mientras está sobre el plano del horizonte. El paso siguiente fue la construcción de los llamados relojes de agua o clepsidras. Vinieron luego los silenciosos o de aceite y les siguieron los de arena. El primer reloj, construido sobre principios mecánicos se atribuye a un cierto Abu-Abdallah-ben-Arrancán, hijo del rey de Granada, Al­Nasser en 1309, célebre entre sus conciudadanos por haber inventado diversos modelos de relojes. En el siglo XIX, aparece el primer reloj de bolsillo, al cual se le podía dar cuerda mediante una rueda que salía al exterior. En nuestro siglo desaparecieron éstos al aparecer los llamados extraplanos. Actualmente, la industria del reloj ha llegado a una más alta perfección con los relojes de pulsera y los de broche, de los que muchos alcanzan la categoría de valiosas joyas. Suiza es la nación que en la actualidad va a la cabeza del mundo en la industria relojera. La importancia que desde siempre tuvo la medida del tiempo, hizo que "el reloj", terminara por ser una constelación más del cielo.

HOROLOGIUM - EL RELOJ DE PENDULO - Constelación diseñada por Lacaille en homenaje al reloj de Péndulo. (Horologium oscillatorium). No tiene objetos de interés para telescopios aficionados. Es una constelación cercana al polo sur y por tanto como tantas otras, prácticamente invisible para nuestras latitudes. La incorporó Lacaille en 1752, famoso astrónomo (del cual hemos hablado en la constelación de Caelum). La inquietud que siempre tuvo el hombre de la antigüedad, por la medida del tiempo, le llevó a utilizar el Sol y las sombras producidas por un estilete, para medir las horas. Al principio los relojes eran de Sol, viendo las horas según las sombras que un estilete iba marcando. Podríamos decir que fueron los primeros relojes empleados por el hombre. El inconveniente de ellos es, que únicamente funcionan cuando el Sol brilla, es decir, mientras está sobre el plano del horizonte. El paso siguiente fue la construcción de los llamados relojes de agua o clepsidras. Vinieron luego los silenciosos o de aceite y les siguieron los de arena. El primer reloj, construido sobre principios mecánicos se atribuye a un cierto Abu-Abdallah-ben-Arrancán, hijo del rey de Granada, Al­Nasser en 1309, célebre entre sus conciudadanos por haber inventado diversos modelos de relojes. En el siglo XIX, aparece el primer reloj de bolsillo, al cual se le podía dar cuerda mediante una rueda que salía al exterior. En nuestro siglo desaparecieron éstos al aparecer los llamados extraplanos. Actualmente, la industria del reloj ha llegado a una más alta perfección con los relojes de pulsera y los de broche, de los que muchos alcanzan la categoría de valiosas joyas. Suiza es la nación que en la actualidad va a la cabeza del mundo en la industria relojera. La importancia que desde siempre tuvo la medida del tiempo, hizo que "el reloj", terminara por ser una constelación más del cielo.

HYDRA - LA SERPIENTE - Esta constelación, es la más grande del cielo en cuanto a longitud, pues desde la cabeza a la cola ocupa más de 100o. La cabeza se puede observar en invierno y la cola en verano. La cabeza está debajo de Cáncer y podemos seguir toda la constelación que va recorriendo Leo, Virgo y Libra. Es difícil ver la constelación, dado el poco brillo que tienen la mayoría de sus estrellas. La estrella más brillante de ella es Alphard, o también "el Corazón de la Serpiente de Agua" como también se la conoce. También es conocida como "La Solitaria", ya que en sus proximidades, no hay ninguna otra estrella. Esta situada a 95 años-luz de nosotros y es 100 veces mayor que nuestro Sol. Su posición en el cuerpo del animal, bien pudiera corresponder al corazón. La segunda estrella de la constelación en orden de brillo, o estrella beta, es una bellísima doble de magnitudes 5 y 5,4. La cabeza de Hydra, proporciona un interesante campo de observación, para unos simples prismáticos. Es obligado citar, el M 83, que es un hermoso cúmulo globular con bordes muy difusos y del que podemos ver su fotografía en cualquier libro de Astronomía. Al lector curioso le diremos que en el cielo, hay cuatro constelaciones que recuerdan a una serpiente. Esta que estamos citando ahora, y también Hidrus (Hydra macho), y Serpens, que aunque en los catálogos se la considera como una constelación, claramente entendemos que deberían ser dos, una Serpens Cauda y otra Serpens Caputi. Ambas están separadas por Ophiuchus. Muchas antiguas leyendas, nos hablan de serpientes y dragones, por lo que no es sorprendente que se asociaran alguna vez estas criaturas con las estrellas del cielo. La mayor de éstas es la Hydra, que casi abarca la tercera parte del firmamento, aunque según sea la latitud del lugar en que nos encontremos, muchas veces la veremos muy baja cerca del horizonte y por tanto nos aparece tapada por árboles y edificios. La estrella más importante, es Alphard, que significa "estrella solitaria". Una vieja leyenda, nos habla de que el cuervo era el pájaro favorito del dios Apolo. Un día, Apolo lo envió muy lejos a una fuente, en busca de agua. En el viaje de regreso el cuervo se entretuvo ya que encontró una higuera y se posó en una de sus ramas, en espera de que los higos madurasen. Su tardanza enojó, lógicamente a Apolo, de tal manera que no sólo le convirtió sus plumas plateadas en negro, sino que le colocó de tal forma en el cielo, justamente fuera del alcance de la Taza (otra constelación próxima), para que así nunca pudiera satisfacer su sed. Es curioso que las tres constelaciones que aparecen en todas las leyendas, la Hydra, el Cuervo y la Taza, aparecen entremezcladas en el cielo.

HYDRUS - EL HIDRA MACHO - Es una constelación, que no podemos ver desde nuestras latitudes, ya que se encuentra cercana al polo Sur del cielo. Es también invisible para casi toda Europa. La incorporó Bayer en 1603. Se pueden consultar algunos datos de este astrónomo, en la constelación de Apus y de Cetus. La constelación está rozando a Octans, que sabemos es la que contiene al Polo Sur del cielo. Por tanto, comprendemos que las declinaciones de todas sus estrellas, son de valores negativos y muy altos. La estrella más brillante de la constelación, sólo tiene de magnitud 3. Su distancia al Sol es de 30 años-luz.

INDUS - EL INDIO - La constelación de Indus fue diseñada a finales del siglo XVI por los navegantes holandeses Pieter Dirkszoon Keyser y Frederik de Houtman, Representa a un indio con su lanza en posición de ataque. Indus, preciosa constelación austral visible durante los meses de Junio a Diciembre en el hemisferio sur pero prácticamente invisible en el hemisferio norte. Indus limita al norte con Microscopium, al este con Telescopium y Pavus al sur con la constelación circumpolar de Octants y al oeste con Tucana y Grux.  Indus hasta la fecha, no he podido localizarla por hallarse en latitudes muy australes desde la isla de Mallorca donde vivo, aunque no descarto hacer algún día un viaje a los mares del sur, y perderme en una isla del pacífico desierta para poder contemplar y localizar las constelaciones que me quedan por descubrir. Estrellas principales: Alfa, a; de magnitud 3,11 y color anaranjado. Se halla a 101 años luz de la Tierra. Es una estrella 45 veces más luminosa que nuestro Sol. Beta, b; de magnitud 3,65 y color anaranjado. Se halla a 603 años luz de la Tierra. Es una supergigante 1000 veces más luminosa que nuestro Sol. Gamma, g; de magnitud 6,09 y color amarillo. Se halla a 208 años luz de la Tierra.

LACERTA - EL LAGARTO - Es una pequeña constelación, que se encuentra casi toda ella situada en la Vía Láctea. La introdujo en el cielo J. Evelius en 1690 y aunque es visible para nuestras latitudes, pocas veces apuntamos nuestros telescopios hacia ella. Evelius, era conocido como el astrónomo de Danzig, ya que en esta ciudad trabajó en sus estudios de Astronomía. En su obra Prodromus Astronomiae, publicada en ese año 1690, comunicaba que había advertido entre las constelaciones de Andrómeda y El Cisne, diez pequeñas estrellas desconocidas hasta entonces y había juzgado oportuno reunirlas en una nueva constelación la del Lagarto, puesto que no había sitio para colocar otro animal más grande e importante. En esta constelación y en 1936 apareció una "nova", a la que se conocía hasta esas fechas, como una débil estrella de magnitud 15. En tan sólo tres días, subió hasta la magnitud 2. Se dilató rápidamente y hoy representa todavía el típico ejemplo de nova rápida. En la actualidad, ha vuelto a ser una débil estrella blanca, de magnitud 14,8.

LEO - EL LEON - El sol está dentro de Leo, desde el 9 de agosto hasta el 15 de septiembre (unos 37 días). Es la sexta constelación del Zodíaco (para algunos acaso sea la 5a.). Es una de las constelaciones más bellas de esta zona del cielo. Recuerda perfectamente, viendo las estrellas que configuran la constelación, la figura del rey de los animales. La estrella más importante es Regulus, que se encuentra de nosotros a 85 años-luz y tiene una magnitud de 1,35. La constelación de Leo es muy ancha en el sentido de las ascensiones rectas. La estrella que se encuentra en la cola del León o estrella "beta", llamada Denébola, es un hermoso par de colores anaranjado y azul. La constelación la atraviesa el plano del Ecuador. Creo que es obligado hablar del enjambre meteórico de las Leónidas, que proviene de la desintegración del cometa Tempel-Tuttle, descubierto hace muchos años. Los antiguos investigadores, fijan la primera aparición del cometa, en el año 903 de nuestra era. En las épocas en que retorna este cometa, que lo hace cada 33 años, el espectáculo de las Leónidas, es extraordinario. La mayor manifestación de lluvia meteórica nunca vista por los ojos del hombre, tuvo lugar el 13 de noviembre de 1833. El cielo nocturno, según leemos en algún libro, pareció incendiarse bajo el denso bombardeo de partículas cósmicas y durante largas horas se llenó de silenciosas estelas, fosforescentes que produjeron una impresión y una admiración profunda, entre los pueblos de Europa que lo presenciaron. En el último paso del cometa, que se produjo en noviembre de 1966, el espectáculo volvió a ser grandioso. Parece que se contaron de 2.000 a 2.500 meteoros por minuto. El cielo parecía estar literalmente en llamas. La próxima cita con el cometa, tendrá lugar hacia el 17 ó 18 de noviembre de 1999. En esos días, tendremos ocasión de comprobar si se repite el maravilloso espectáculo pirotécnico que vieron nuestros padres. La mitología, nos trae una ligera mención a la estrella más brillante de la constelación. Regulus, significa "pequeño rey". En Egipto, dice la leyenda que hacia abril, en que se observa muy bien esta constelación, el río Nilo se desbordaba y venían los leones del desierto para beber. Al pasar el tiempo, la cabeza del león y el cuerpo entero, se han utilizado mucho para adornos de fuentes y parques.

LEO MINOR - EL LEON PEQUEÑO - Es una constelación, en que apenas hay estrellas importantes. Fue incorporada al cielo por Hevelius en el siglo XVII y está muy cerca de la Osa Mayor, precisamente la bordea por su parte más al norte y hace lo mismo con Leo, por la parte más al sur. La estrella más brillante de la constelación, tan solo tiene de magnitud 3,9 y su distancia al Sol es de 100 años-luz. Es curioso que esta constelación, apenas tiene estrellas brillantes, estando tan cerca de esas constelaciones que hemos citado. Quizás la estrella más curiosa sea "R Leonis Minoris", que es variable, con un periodo de 370 días, en cuyo intervalo de tiempo, su magnitud oscila entre 13 y 6. Cuando alcanza este último valor, la podemos ver con un ojo de agudeza visual normal. En cambio en el otro extremo, cuando tan solo tiene una magnitud de 13, necesitamos un buen telescopio y además, conocer su posición en el cielo, si queremos verla. Aunque en otros momentos, hemos hablado de las magnitudes de las estrellas, creemos que no vendrá mal volver a tocar este tema. Lo que caracteriza la luz con que vemos las estrellas es lo que denominamos magnitud. Depende de su tamaño y de su proximidad a nosotros. Así podemos decir que las estrellas más brillantes, están en las magnitudes 0 y 1. La magnitud o brillo de una estrella, equivale a 2,5 estrellas de la magnitud siguiente. Es decir, que para encontrar la misma luz que nos ofrece una estrella de magnitud, por ejemplo 1, tenemos que juntar dos estrellas y media de la magnitud 2 y para tener la misma intensidad de luz que nos ofrece una estrella de magnitud 2, necesitamos 2,5 estrellas de magnitud 3 y así sucesivamente. Fue Hiparco quien en el siglo II a. C., clasificó las estrellas en función de su brillo. Describió las veinte estrellas más brillantes como de magnitud 1 y las más débiles que alcanzaba a ver con su vista, como de sexta magnitud. A partir de 1850, la relación de luminosidad entre una estrella de primera magnitud y otra de sexta, se fijó exactamente en "cien". Es decir, que hacen falta 100 estrellas de magnitud 6, para que juntas, brillen tanto como una de magnitud 1. Esto significa con más rigor, que cada estrella de una cierta magnitud, equivale en brillo a 2,512 veces la de la magnitud siguiente. Como complemento a esto, digamos que la estrella más brillante del cielo que sabemos es Sirio, situada en la constelación del Can Mayor, tiene una magnitud de -1,5. Alguna vez hemos leído que Leo Minor (El León Menor, o El Pequeño León), es una constelación de relleno, o sea, que como en el cielo no puede haber ningún espacio vacío, ni ninguna estrella que no pertenezca a alguna constelación, al haber este hueco surgió el rellenarlo con ella.

LEPUS - LA LIEBRE - Este pequeño grupo de estrellas en forma de liebre agachada, se encuentra debajo del pie de Orión. Parece como si el gran cazador del cielo que representa esta constelación, nos estuviera insinuando que acaba de matarla y la ha colocado a sus pies. Hermes, nombre griego de Mercurio o "el mensajero de los dioses" es el personaje al que se recurre para explicar la presencia de esta constelación en el cielo, dada la velocidad con que se mueve este animal y dado que a Mercurio, se le representa muchas veces con dos alas en sus pies. Mercurio es, "el Dios Alado y mensajero del Olimpo". El planeta que lleva ese nombre, primero del Sistema Solar, se mueve a gran velocidad en su órbita alrededor del Sol (entre 37 y 56 Km por segundo). La estrella más brillante de la constelación es "alfa Leporis", que tiene tan solo una magnitud de 2,7 y está a 900 años-luz de nosotros. La beta, es triple aunque difícil de separar. El origen de la constelación se pierde en la lejanía de los tiempos. Los árabes la llamaron "El Trono del Gigante" aludiendo a la especie de pedestal, sobre el que tenemos a Orión que domina por el norte. En la astronomía egipcia, esta región celeste, formaba parte de la barca de Osiris, que surcaba la corriente del Nilo. Los árabes la llamaron "El Trono del Gigante".

LIBRA - LA BALANZA - Es la constelación número ocho, de entre todas las del Zodíaco. El Sol está en Libra, del 30 de octubre, al 22 de noviembre (unos 22 días). Es una constelación cuyo borde más boreal, es precisamente el plano del Ecuador. Creemos interesante para los estudiosos de estos temas, detenernos a hablar del punto que sigue denominándose "Punto Libra", que es por donde el Sol en su caminar, (aparente alrededor de la Tierra), atraviesa el plano del Ecuador, por segunda vez. (la primera, lo hacía en el equinoccio de Primavera, que es el que tomamos como origen de esa coordenadas ascensión recta, que  representamos por la letra griega alfa. Así pues, cuando el Sol está atravesando el plano del Ecuador, la constelación sobre la que se proyecta en la actualidad es Virgo. Es decir, si se pudieran ver las estrellas que hay tras el Sol, en esas fechas en que empieza la estación del otoño en nuestras latitudes, o sea hacia el 21 de septiembre, la constelación que veríamos sería Virgo. En cambio, hace 2.000 años era Libra. En esos momentos, cuando el Sol está en el "Punto Libra", también llamado "equinoccio de otoño", las dos coordenadas que tiene el Sol tanto en "ascensión recta", como en "longitud eclíptica" es de 180 grados. Aunque no querría profundizar en estos conceptos más que lo imprescindible, ya decía que para aquel estudioso de todos estos temas, le aconsejar&iaicute;a buscar algún otro libro de mas alto nivel, en que se describan los sistemas de coordenadas que manejamos en Astronomía. El nombre dado a esta constelación, es muy antiguo y es debido a que sus dos estrellas principales, Zubenubi, que es amarilla y Zubanelya que es verde, son de igual magnitud, lo que permite imaginar los dos platos de una balanza. Así pues, repetimos que en ese punto que llamamos Libra, El Sol se proyecta sobre la constelación de Virgo En la época del año en que veremos esta constelación, la oscuridad nos llega tarde. Libra es el único signo del Zodíaco, que no representa una criatura de tipo humano o animal. Los romanos, llamaron a este grupo de estrellas "las balanzas", en memoria de Julio César, su emperador, en homenaje a su sabiduría y justicia. Los egipcios nos dejaron una leyenda, en que decían que a todo hombre al morir, se le pesaba el corazón, poniendo en el otro platillo de la balanza una pluma.

LUPUS - EL LOBO - Es una constelación del hemisferio sur, y está rodeada por las de Libra, Centaurus, Circinus, Norma y Scorpio. Todas sus estrellas son poco brillantes, por lo que si queremos ver alguna de ellas, será imprescindible buscar sus coordenadas alfa y delta (ascensión recta y declinación), y colocarlas en los limbos del telescopio, instrumento esencial para encontrar puntos débiles del cielo. Además las veremos con dificultad, cerca del horizonte, dadas las declinaciones de sus estrellas. Es lástima que al tener tan cerca de ella, las constelaciones de El Escorpión y El Centauro, con tanta riqueza y vistosidad que tienen, ha de defraudarnos sin duda este Lupus (El Lobo). También queremos comentar, que ese fenómeno que tantas veces estamos citando como "La Precesión de los Equinoccios", que hace girar el eje terrestre, alrededor del polo Pi de la Ecliptica y que entre sus consecuencias, está que nuestra estrella polar, vaya cambiando con el transcurrir de los siglos, ha motivado que constelaciones que ahora no podemos ver, o las vemos mal desde nuestras latitudes, en cambio, los antiguos pueblos babilonios y griegos, podían lograrlo con facilidad. Tanto es así, que Tolomeo, incluyó esta constelaci/oacute;n de Lupus (El Lobo), entre las 48 constelaciones que nos dejó catalogadas. Existe una versión en los libros de mitologías, en que parece que relacionaban a esta constelación, con la legendaria loba que amamantó a Rómulo y Remo.

LYNX - EL LINCE - Está situada sobre la cabeza de los Gemelos (Gemini). El nombre, se lo puso el astrónomo Hevelius, ya que según él, quien era capaz de ver con claridad las estrellas que perfilan la constelación, demostraban tener la agudeza visual de este animal. Es digno de citar el cúmulo NGC 2419 que fue descubierto por Herschel en 1788. Se trata del cúmulo más alejado de la Vía Láctea y parece que se encuentra a más de 200.000 años-luz del centro de nuestra galaxia. Lo vemos con apenas una magnitud de 11. Siempre aconsejo al lector aficionado por esta bella ciencia, a que tenga al alcance de su mano algún Atlas del Cielo, o algún mapa en que aparezcan todas las constelaciones. En cuanto al primero, le sugeriría, por ejemplo, el libro que con ese título: "Atlas del Cielo", publicaba hace bastantes años. Otro tema, es el de estar familiarizado con los sistemas de coordenadas que se manejan en Astronomía y que son herramientas indispensables para aquel lector que tenga un telescopio y quiera utilizarlo para curiosear el "cielo profundo". Sé la dificultad que entraña la comprensión de los cuatro sistemas: el de coordenadas horizontales, el de las coordenadas ecuatoriales horarias y absolutas y finalmente el de las eclípticas, este último, casi reservado para todo el tema de los planetas y astros que se mueven alrededor del Sol. Otra dificultad adicional es el aprender a pasar de unos sistemas a otros.

LYRA - LA LIRA - El instrumento musical favorito de Orfeo. - En esta constelación debemos empezar lo primero por hablar de la estrella Vega, estrella alfa ,de la constelación, que ocupa el quinto lugar en orden de magnitudes entre todas las estrella del cielo. Esa estrella, junto con Deneb en El Cisne y Altair en el Aguila, dibujan en el cielo, lo que llamamos "el Triángulo del verano". Sabemos que en su centro, más o menos, se encuentra la estrella doble más bella del cielo, a nuestro parecer, que es Albireo, o estrella beta (ß) de El Cisne. En cualquier noche del verano y también del otoño, basta levantar nuestros ojos al cielo para encontrarnos con esas tres estrellas. Es obligado decir que, dadas las declinaciones de sus estrellas, casi pasan por el cenit de nuestras latitudes. Esto hará que sean molestas de observar cuando tratemos de encontrarlas con el buscador, aunque ya después en el telescopio, al tener en general acodado el ocular, la cosa cambiará. Pero volvamos a Vega. Su magnitud es 0,03. Está muy cerca de nosotros, tan sólo a 27 años-luz, o su equivalente 8,1 parsec. Es una estrella blanca, 50 veces más brillante que el Sol. En Vega se han apreciado unos ligeros cambio en su magnitud, los que se atribuyen modernamente a que pudiera estar rodeada por un cinturón o nube de materiales, es decir algo parecido al anillo de Saturno. En esta zona del cielo tenemos la nebulosa planetaria 6720, o M 57 (del catálogo de Messier), o famosa nebulosa anular de Lyra, que aparece fotografiada en multitud de libros. Fue descubierta en 1779 por el astrónomo francés Antoine Darquier. Parece que se encuentra de nosotros a unos 2.000 años-luz. Es una especie de aro que rodea a una estrella azul, que nos proporciona un grandioso espectáculo, aunque sea muy difícil de ver, ya que su magnitud es tan sólo de 9,0.   En la historia griega, la lira era el instrumento preferido del dios Orfeo. Un día Orfeo, hizo un trato con el rey, a cambio de quedarse con Eurídice su mujer. El rey aceptó, pero hubo una condición y era que cuando Orfeo fuera por ella, no debía mirar hacia atrás. Desgraciadamente, no pudo resistir la tentación y aunque muy ligeramente, echó una ojeada hacia atrás, por lo que ella inmediatamente desapareció.

MENSA - LA MESA -  Esta constelación la incorporó al cielo del sur, el astrónomo Lacaille en 1752. Es como tantas otras, imposible de ver desde nuestras latitudes. En la parte norte de la constelación, se encuentra la famosa gran "Nube de Magallanes". Basta ver algún mapa del cielo, para comprobar que casi está tocando el Polo Sur. Concretamente bordea la constelación de Octans, que sabemos es la que cubre el Polo Sur del cielo. En otros momentos hemos hablado de los telescopios, instrumentos indispensables si queremos ver con detalle muchos puntos débiles del cielo, que luego resultan ser apasionantes nebulosas o cúmulos, con millones y millones de estrellas. Lo que para Galileo, y todos los astrónomos de su tiempo apenas eran débiles manchas entre las estrellas, resultan ser vistos con telescopios, asombrosos y apasionantes cúmulos o galaxias. Hemos recordado a Galileo (1564-1642), que sabemos fue el primer astrónomo que tuvo la fortuna de tener en sus manos un telescopio y fue el primero que se asombró con la observación de la Luna, el primero que descubrió los satélites de Júpiter y el primero que vio el anillo de Saturno. En fin, el primer hombre que empezó la observación de todo lo que había sido invisible hasta esos momentos. Sabemos que los instrumentos astronómicos cada vez van teniendo más calidad óptica. Hemos de pensar que actualmente, cualquier telescopio de aficionado, es mejor que cualquiera de aquellos con los que tanto observó Galileo y en los que naturalmente todas las imágenes obtenidas habían de ser muy borrosas. No es de extrañar que tantos y tantos astrónomos de la antigüedad acabaran ciegos, de forzar sus ojos, en la observación estelar.

MICROSCOPIUM - EL MICROSCOPIO - Fue como muchas otras constelaciones del cielo del sur, descubierta por Lacaille e incorporada a los catálogos. Está también, relativamente cerca del Polo Sur y por tanto, no podemos verla desde nuestros horizontes de España. Casi todas las estrellas que configuran la constelación, apenas las veremos a "ojo desnudo", pues apenas alcanzan la magnitud 5, y sabemos que un ojo con agudeza visual normal, sólo llega a ver las de magnitud 6. Por supuesto, con unos simples prismáticos, nos asombraremos con su observación. Es una constelación como hemos comentado en alguna otra que solamente está limitada por dos meridianos y dos paralelos. Es decir, es como un pequeño rectángulo en el cielo, según la proyección que utilicemos para representarla. En una Mercator, nos aparecería como un rectángulo exactamente. El lector debe saber que, para representar cualquier zona del cielo, utilizamos distintos sistemas entre los que está esa proyección de Mercator que hemos citado. No querr&ioacute;a insistir más en esto, y solo invitar a quien quiera profundizar en estos temas que consulte un libro mío Geodesia y Cartografía Matemática. En la segunda parte del libro, hablo de los sistemas de representación que hemos de usar, y que cuando hablamos del cielo, interesa que sea un "sistema conforme", o sea que conserve los ángulos. De esta forma, las figuras que nos proporcionan las estrellas en el cielo, se conservan en la representación.

MONOCEROS - EL UNICORNIO - Fue incorporada al cielo en el siglo XVII por J. Bartsch. Está situada prácticamente en medio de la Vía Láctea, teniendo varios racimos de nebulosas notables. Igualmente el plano del Ecuador la atraviesa, dejando parte de ella en el hemisferio boreal y la otra parte en el austral. En esta constelación, tenemos un punto de observación muy bello, que es el llamado "Arbol de Navidad", que perfila como un racimo de estrellas y que se halla de nosotros a unos 2.600 años-luz. La estrella más brillante de la constelación, tiene una magnitud de 4,1 y se halla a 180 años-luz. Hay además en ella, una nebulosa o cúmulo maravilloso llamada "La Roseta" o "La Rosa", cuya fotografía se reproduce con mucha frecuencia en los libros y que siempre he dicho que ningún pintor, sería capaz de conseguir un dibujo de una rosa que tuviera más delicadeza que la que tiene el cúmulo. Modernamente, las emisiones pancromáticas de las fotografías, han permitido obtener imágenes de increíble colorido, con los blancos, rojos, azules y violetas combinándose de tal forma que esta "Rosa del cielo" es, sin duda, el objeto al menos fotográfico más bello de cuantos ha llegado a conocer el hombre.

MUSCA - LA MOSCA - Esta constelación fue incorporada al cielo del sur por Lacaille en 1752. Hemos hablado de este astrónomo en la constelación de Caelum. Antiguamente era conocida con el nombre de "La Abeja". Como tantas otras, no podemos verla desde España, dada su proximidad al Polo Sur del cielo. La estrella más brillante de la constelación es la alfa y tiene una magnitud de 3,0 lo que indica lo débiles que son las restantes. Hemos hablado muchas veces de esas coordenadas ecuatoriales absolutas, ascensión recta y declinación que se representan por las letras griegas alfa y delta y que son imprescindibles para los aficionados. En otras ocasiones, hemos comentado que en esta constelación de La Mosca, íbamos a hablar algo más de ese sistema de coordenadas. A cada pareja de números ordenados alfa y delta, le corresponde un punto del cielo. El origen de la primera coordenada, la ascensión recta, es independiente del lugar de observación. Es uno de los puntos de intersección del plano del Ecuador y de la Eclíptica. Se denomina Equinoccio de Primavera, o Punto Vernal, o Punto Aries. Aprovechamos para repetir lo que hemos dicho en otras ocasiones y es que, a pesar de llamarse Punto Aries, al punto en que el Sol atraviesa el plano del Ecuador, hacia el 21 de marzo, la constelación sobre la cual se proyecta en la actualidad no es la de Aries, lo que ocurría hace 2000 años, sino la de Piscis. Esto, que está originado por ese fenómeno que conocemos como "Precesión de los Equinoccios", tiene como consecuencia importante, el que todas las constelaciones del Zodíaco, están cambiados respecto de las que se consideraban hace esos 2000 años. Así pues, la ascensión recta se mide sobre el plano del Ecuador, en sentido directo a partir del Equinoccio, hasta encontrar el meridiano del astro que consideremos. Varía entre 0o y 360o ó como más frecuentemente se considera, entre 0 y 24 horas (se mide más en tiempo que en grados). La segunda coordenada, que llamamos declinación, es el arco medido sobre el meridiano, a partir del Ecuador. Puede ser positiva o negativa, según el astro se encuentre entre el plano del Ecuador y el Polo Norte, o entre el Ecuador y el Polo Sur, o dicho de otra forma, según se encuentre en el hemisferio boreal o austral. La declinación varía entre 0 y ± 90 grados. Volvemos a indicar que a cada pareja de números ordenados, ascensión recta y declinación, le corresponde un punto del cielo, y a cada punto, le corresponden dos números que son sus coordenadas ecuatoriales absolutas. Insistimos pues en que cada vez que vamos buscando una estrella, o un cúmulo, o una nebulosa, o cualquier punto del cielo, conociendo sus dos coordenadas alfa y delta, tenemos resuelto el problema, pues bastará ponerlas en nuestro telescopio. Sé que para muchos aficionados que adquieren un telescopio, es realmente complicado comprender este sistema tan esencial y por eso, siempre les animo a que traten de perderle el respeto, ya que en definitiva son de muy fácil comprensión.

NORMA - LA ESCUADRA - Esta constelación está también situada cerca del Polo Sur, por lo que es de difícil observación desde nuestras latitudes. La atraviesa la Vía Láctea y en esa zona tiene puntos muy interesantes de observación, pero insistimos en que será mas apropiada, para ser observada desde otras latitudes más bajas que las de España. Es una constelación que recuerda esa herramienta de dibujo tan útil como es la Escuadra. Fue incorporada como una más al cielo por Lacaille en 1752. En la constelación de Musca (La Mosca), hemos hablado del sistema de coordenadas ecuatoriales absolutas, ascensión recta y declinación, fundamental para buscar astros del cielo. Pero otro dato que es esencial para el aficionado a la Astronomía, es el tema del tiempo y de las distintas clases de horas que hay que utilizar. Además de la hora que normalmente conocemos, que es la que nos marca el reloj, que denominamos hora legal (y de la que quitando 1 ó 2 horas pasamos a oficial), hay otras y esencialmente la sidérea, que es la que nos va a permitir preparar nuestras observaciones. Sabemos que el cielo está en constante movimiento (movimiento aparente), por la rotación de la Tierra, por eso, cuando queremos observar un astro, tenemos que tener muy claro que según la hora en que queramos hacerlo, su posición en el cielo va a variar. No querría complicar más al lector con estos temas, y solo decirle que en Astronomía manejamos, además de esa hora legal y oficial, la sidérea, la verdadera, la media, la civil, y luego las que nos suministran los modernos relojes atómicos y de cesio, que nos dan entrada a lo que llamamos Tiempo Universal Coordinado (T.U.C.). Por supuesto no pretendemos en estas breves líneas, más que citar estas clases de horas y decir que naturalmente plantean problemas, aunque no demasiado difíciles, cuando queremos pasar de unas a otras. Para aquel lector que quiera profundizar algo más en estos conceptos, le invitaría a consultar mi libro "Astronomía", en que encontrará varios capítulos dedicados a este problema de la Medida del Tiempo, tan esencial en Astronomía.

OCTANS - EL OCTANTE - Esta constelación, tiene el nombre de un aparato que el hombre del mar, utilizaba para determinar la coordenada latitud. Realmente, el aparato más utilizado era el sextante, que estaba construido, dividiendo la circunferencia en seis partes, mientras que en el octante lo está en ocho partes. El fundamento de ambos aparatos es el mismo. Se observa con él una estrella conocida y se funde su imagen con la superficie del mar. Esto es muy simple de hacer dadas las características de este aparato, cuyo fundamento yo aconsejaría estudiar en algún libro de Astronomía. De esta forma, con el sextante o el octante, se determina la altura de la estrella respecto del horizonte. Si hacemos esta observación cuando la estrella pasa por el meridiano, con la altura medida y la declinación de la estrella que se conoce, una simple suma algebraica permite determinar la coordenada latitud, tan importante para el navegante. Pero lo que además hace que esta constelación se cite entre las más importantes del cielo, es porque en ella, se encuentra la estrella que hace el papel de Polar del Sur. Es la estrella sigma, que tiene una magnitud de 5,5 o sea, es muy débil (casi es de las últimas que un ojo humano con agudeza visual normal, puede llegar a ver). En la actualidad, es la que más cerca se encuentra del Polo Sur. Este estrella juega el papel de Polar del Sur. Es una estrella que emite luz, blanco-amarillenta y está situada de nosotros a una distancia de 1.290 años-luz. La distancia angular que existe entre la estrella y el Polo Sur, es en la actualidad poco menor de un grado. Algo parecido a la que separa la Polar del Norte que es la alfa de la Osa Menor, con el Polo Norte. A causa de la Precesión de los Equinoccios, que sabemos hace moverse el Polo (P), respecto del Polo (pi) de la Eclíptica, la separación que ahora tiene esta estrella con el Polo P', fue mínima en el año 1865, en que llegó a valer unos 43'. En el año 1900, alcanzó los 54' y en el año 2.000 será ligeramente superior a un grado. El que no haya ninguna estrella polar en el Polo austral, ha causado no pocos trastornos a navegantes y viajeros. Con las débiles estrellas que rodean esta zona del cielo, Lacaille formó esta constelación en 1.753, dándole el nombre de este antiguo instrumento de marina. Naturalmente, el ver esta zona del cielo nos está prohibida desde nuestras latitudes, como les ocurre a los habitantes del hemisferio sur terrestre, respecto de nuestras constelaciones circumpolares tan sugestivas como son, la Osa Menor y la Mayor y Cassiopea que les son desconocidas. Para localizar esa estrella se ayudan los navegantes de la constelación Crux (La Cruz del Sur).

OPHIUCHUS - EL SERPENTARIO - El Sol está dentro de Ophiuchus, desde el 29 de noviembre al 15 de diciembre (17 días) - Esta es una de las constelaciones mas polémicas actualmente, dado que podemos considerar que es una mas del Zodíaco, concretamente la número diez. Está situada entre Scorpio y Sagitario. Representa a un hombre que está sujetando a una serpiente que tiene enrollada en su cuerpo y si observamos algún mapa del cielo, vemos que está atravesada por el plano del Ecuador celeste y en la que hay muchos conglomerados globulares. Es conocida como el Serpentario, que no es que signifique el domador de serpientes, sino el que utilizaba su veneno con fines curativos. Todavía hoy se sigue utilizando la figura de una serpiente enrollada en una copa, como símbolo para representar la Medicina y la Farmacia. Es curioso que esta constelación de Ophiuchus, separa a Serpens en dos. En efecto, vemos en un lado una parte de la serpiente, la que es la cabeza (Serpens Caputi) y en el otro lado, la cola (Serpens Cauda). A pesar de estar separadas, se estudia en los libros como si fuera una constelación única, cuando realmente son dos. Es por lo que, muchas veces, afirmamos que en el cielo deberían ser 89 las constelaciones que hubiera, en lugar de 88, que es como se contabilizan desde siempre. La constelación de Ophiuchus, es muy alargada en sentido norte-sur. A la estrella mas brillante se la conoce como Rasalhague. Esta a unos 60 años-luz y tiene una magnitud de 2,1. Esta estrella, junto con Vega y Altair, forman un triángulo casi equilátero. La Vía Láctea toca el extremo sur-este de la constelación y en esa zona, podemos observar los cúmulos M 10 y M 12. También en esta constelación, tenemos la estrella de Barnard que tiene una magnitud de 9,5 y que se llama también, "la estrella saeta", por la velocidad con que se mueve en el cielo. De Ophiuchus, se dijo que había sido un famoso doctor, llamado Esculapio, que tenía incluso poderes para resucitar a los muertos. Esta habilidad le disgustaba mucho al dios del mundo subterráneo o de las tinieblas y persuadió a Júpiter, padre de los dioses, para que lo pusiera en el cielo, donde siempre estuviese lejos de sus pacientes.

ORION - EL CAZADOR DEL CIELO - Se puede afirmar, que Orión es la constelación más bella del cielo. Es claramente del invierno, y con razón se la denomina "La Catedral del Firmamento". Las cuatro estrellas más importantes que configuran la constelación son: Betelgeuse, ó estrella alfa, Rigel, ó estrella beta (ß), Bellatrix, gamma y Saiph, kappa. Las cuatro, definen ese cuadrilátero que perfila, por poca imaginación que tengamos, la silueta de un gigante del cielo. Si además, dibujamos una cabeza sobre Betelgeuse y Bellatrix, tendremos la imagen completa del cazador del cielo. Acaso lo más espectacular de Orión, sea la Gran Nebulosa que lleva su nombre. Un gran astrónomo que fue Carlos Messier, la catalogó con el número 42, por lo que en el cielo así se la conoce. A esa nebulosa se la denomina, con razón, "La Capilla Sixtina" de "La Catedral del Firmamento". Para ver a Orión, basta levantar nuestros ojos en invierno hacia el cielo del sur, para que encontremos la constelación sin dificultad. Toda la región de Orión es interesante para ser observada con telescopios o prismáticos, aunque sean de pocos aumentos. En esta constelación, tenemos una ocasión magnífica de hablar de colores de estrellas. Aunque apenas hemos hablado de estos temas, digamos que Betelgeuse, se ve claramente con una tonalidad rojiza y en cambio Rigel (que es doble), que está en el extremo de la diagonal del cuadrilátero, se ve claramente de color azul. Rigel está situada en el séptimo lugar entre la serie de estrellas brillantes del cielo y en cambio Betelgeuse, ocupa el décimo lugar. Las dos están a enormes distancias de nosotros. Pensemos que Rigel está a 900 años-luz y Betelgeuse a 520 años-luz. Sabemos que el año-luz, corresponde al espacio recorrido por la luz en un año, sabiendo que se mueve a 300.000 Km cada segundo. En el centro de la constelación, tenemos tres pequeñas estrellas, que se conocen como los "Tres Reyes Magos" o las "Tres Marías" o el "Cinturón de Orión". Yo creo que es obligado cuando tengamos una noche clara del cielo del invierno (y también antes de esa estación y por supuesto también algo después), que levantemos nuestros ojos al cielo para buscar a Orión. Debajo de la constelación y algo a la izquierda, encontraremos un grandioso punto luminoso que es la estrella Sirio, la más brillante del cielo. Como apenas hemos hablado de estrellas, creo que debemos aprovechar estos contactos que estamos teniendo, para al menos citar las estrellas más vistosas y más espectaculares del cielo. Sirio es, sin duda, la más impresionante estrella que podemos ver, por el chorro de luz que nos envía. Está como decíamos, debajo de Orión. Concretamente, es la estrella alfa de la constelación del Can Mayor. Orión es el cazador del cielo, que siempre está cazando acompañado de sus dos perros el Can Mayor (donde está Sirio) y el Can Menor (donde está Proción). De Orión, hay tanto que hablar que harían falta varios volúmenes, para hablar sólo de ella. Creemos que con lo dicho, habremos tratado de invitar al lector, a que busque esta constelación en el cielo. Y ahora hablemos de la nebulosa. Se ve perfectamente a simple vista. Se encuentra situada debajo de "las Tres Marías". Es una nebulosa difusa o como muchas veces leemos, una gran nube de gas, de una belleza extraordinaria. Está rodeada por numerosas estrellas variables y su masa es unas 10.000 veces superior a la del Sol. Hay también otro punto de la máxima importancia y que además ha sido fotografiado con la misma frecuencia que la nebulosa de Orión o M 42. Me refiero a la denominada "Cabeza de Caballo", llamada así por el gran parecido que tiene, con la figura del caballo del juego del ajedrez. Se encuentra debajo de la M42 y es una nebulosa oscura muy difícil de ver y solamente reservada a técnicas fotográficas muy especiales. Se suele hablar de que esa M42, o Nebulosa de Orión, es como una casa de maternidad de estrellas, donde están naciendo estrellas constantemente. Pero lo mismo que nacen mueren. Y todo, tanto el nacimiento como la muerte, tan sólo en períodos muy breves de tiempo, como pueden ser decenas de millones de años. Me gusta, cuando hablo de Betelgeuse, comentar el enorme tamaño que tiene. Muchas veces leemos que, para comprender sus dimensiones basta indicar que si la Tierra fuese del tamaño de un perdigón de escopeta (como un milímetro de diámetro), el Sol sería del tamaño de un balón de fútbol y Betelgeuse no cabría en la cúpula de San Pedro en Roma. Es asombroso pensar en esas colosales dimensiones que tienen algunas estrellas del cielo. En la mitología antigua, Orión era un temido cazador que perseguía a Aldebarán, el toro del cielo y llevaba siempre acompañándole a sus dos perros el Can Mayor y el Can Menor. Se hablaba de que Orión, siempre estaba presumiendo de su valor y al parecer, tenía fama de poder vencer a cualquier fiera. Por ello el dios Júpiter, le envió para matarlo al Escorpión. Sin darse cuenta, lo colocó en el cielo en el lado opuesto a donde se encontraba Orión y por ello se dice que cuando Orión aparece por el cielo del este, el Escorpión desaparece por el cielo del oeste y cuando el Escorpión aparece, Orión desaparece, y así sin terminar jamás. Y termina la leyenda diciendo que la persecución es eterna e implacable.

PAVONIS - EL PAVO - Constelación del hemisferio sur introducida por Johann Bayer. Pavus o el Pavo, fue diseñada por el navegante holandés Pieter Dirkszoon Keyser y Frederik de Houtman a finales del siglo XVI, representa al ave de cuyo nombre lo aporta. Pavus, se trata de una constelación austral cuyo paralelo -65º de latitud sur la cruza en dos. Es observable en el hemisferio sur durante gran parte del año; en cambio para los habitantes del hemisferio norte es prácticamente invisible. Pavus está situada a 30º de latitud sur del ecuador galáctico.  Pavus limita de al norte con las constelaciones de Indus y Telescopium, al este con Ara y Apus, al sur con Octans y al oeste con Indus. Pavus hasta la fecha, no he podido localizarla por hallarse en latitudes muy australes desde la isla de Mallorca donde vivo, aunque no descarto hacer algún día un viaje a los mares del sur, y perderme en una isla del pacífico desierta para poder contemplar y localizar las constelaciones que me quedan por descubrir. Estrellas principales: Alfa, a; denominada Peacock, súper gigante azul espectacular, 440 veces más brillante que el Sol de magnitud 1,92; dista de nosotros 183 años luz. Se halla en el extremo norte de la constelación muy cerca de Telescopium. Beta, b; de magnitud 3,42, blanca 64 veces más luminosa que el Sol, dista 138 años luz de nosotros.  Gamma, g; de magnitud 4,23 y color amarillo, gigante amarilla 1.400 veces más luminosa que el Sol, dista 30 años luz, se halla en el extremo occidental de la constelación muy cerca de Indus. Otros objetos: NGC 6752; precioso y brillante cúmulo globular de magnitud 5,40, de 20' de arco de diámetro que dista 13.000 años luz de nosotros, se halla en la zona norte de la constelación cerca de los límites con Telescopium.

PEGASUS - PEGASO - EL CABALLO ALADO - Es una grandiosa constelación del cielo del verano, pero sobre todo del otoño de nuestras latitudes. El tamaño del cuadrilátero hace que sea impresionante su observación en el cielo. Es curioso comprobar que el borde sur de la constelación casi está rozando el plano del Ecuador.  Pegaso está en el cielo rodeado por Andrómeda, Acuario y el Cisne (entre otras constelaciones). Precisamente de Andrómeda utiliza la estrella alfa, para formar el gran cuadrilátero que es lo más significativo de la constelación. La estrella principal de Pegaso es la alfa, de nombre Markab, que traducido del árabe significa "silla de montar". Su magnitud es 2,5 y se encuentra de nosotros a 100 años-luz.  Hay un racimo de estrellas conocido como el M 15 (del catálogo de Messier), que siempre digo que puede ser un gran entretenimiento de una noche del otoño, el tratar de buscarlo con unos prismáticos. Se encuentra de nosotros a una gran distancia, ya que se estima es de unos 40.000 años-luz.  Es una constelación enorme del cielo, que curiosamente si la buscamos en algún Atlas del cielo, veremos que tiene una serie de quiebros en su parte occidental, fijados por la Unión Astronómica Internacional, que sabemos fijó los bordes de todas las constelaciones en el año 1927.  Como hemos dicho, las tres estrellas más brillantes de esta constelación, o sea la alfa la beta y la gamma, junto con la alfa de Andrómeda, forman el gran cuadrilátero. Los nombres de esas cuatro estrellas son: Markab, Alpheratz, Algenib y Sirah. No hay otra región del cielo en que se descubran cuatro estrellas tan brillantes como estas y que formen un cuadrado tan perfecto. Esta constelación contiene numerosas estrellas dobles, y varias variables. La mitología, dedica a Pegaso muchas leyendas. Pegaso aparecía ya en las monedas de la antigua Grecia, unos quinientos años a de C. Se decía que por donde el pie de Pegaso pisaba, una fuente de agua brotaba de la huella dejada por él. Se comenta en Grecia, cómo salió una fuente de una roca, sólo por haberla tocado Pegaso.

PERSEUS - PERSEO - Esta constelación se encuentra al oeste de Cassiopea. Más de la mitad de su área, estý ocupada por la Vía Láctea y casi toda ella pasa por el cenit de nuestras latitudes, dadas las declinaciones de sus estrellas. La estrella más brillante de Perseo, la alfa , es Mirfak, con una magnitud de 1,8. Está a 500 años-luz. En los alrededores de esta estrella aparecen con unos simples prismáticos, cientos y cientos de estrellas que hemos leído alguna vez llegan a sobecoger el ánimo de cualquier observador. Sin embargo, la estrella más interesantes de la constelación es la beta (§), de nombre Algol. Antiguamente se consideraba a esta estrella como "de mal agüero". Significa en árabe "demonio". Este nombre le viene del siglo X. Parece que proviene de la monstruosa cabeza de Medusa. Es curioso el comportamiento de esta estrella, ya que en un corto período de tiempo, la vemos pasar de una magnitud 2,2 a 3,4. Apenas transcurren 2,5 días en estos cambios. Modernamente se explica esta variación como que Algol está constituida por dos estrellas o lo que también se suele decir, es una "binaria eclipsante". La principal, de un brillo casi 100 veces el de nuestro Sol y con ella, la compañera, mucho menos brillante que cada dos días nos tapa la luz de la primaria. Algol fue un misterio durante más de dos siglos, aunque en la actualidad se da esta explicación, para esos cambios en su magnitud. Dentro de Perseo, encontramos interesantes cúmulos. Uno muy famoso es el M 76. La estrella Mirfak o Luciente de Perseo, junto con lasjunto con las alfa, beta y gamma de Andrómeda y las alfa, beta y gamma de Pegaso, forman una figura análoga a la de la Osa Mayor, pero de doble longitud. En Perseo han aparecido Novas en 1887 y en 1901 (esta alcanzó la magnitud 9,2) y también en 1912 que fue la última que apareció. Según la leyenda, Andrómeda fue encadenada a una roca esperando que Cetus, el monstruo marino, la devorara. Cuando Andrómeda creía que era su final, llegó Perseo montado sobre Pegaso, el caballo volador. El monstruo marino fue rápidamente vencido por Perseo, el cual volvió triunfante con su princesa rescatada y se casó con ella. Años después Júpiter les dio un honorable lugar a ambos entre las estrellas. Otras leyendas hablan de que Perseo fue a luchar con las Gorgonas que guardaban el jardín de las Hespérides y decapitó a Medusa, la más temible de ellas.

PHOENIS - EL FÉNIX - Phoenix o Fénix representa al ave legendaria que vivía en Arabia. Según la tradición, se consumía por acción del fuego cada 500 años, y una nueva y joven surgía de sus cenizas. En la mitología egipcia, el ave fénix representaba el Sol, que muere por la noche y renace por la mañana. La tradición cristiana primitiva adoptaba al ave fénix como símbolo a la vez de la inmortalidad y de la resurrección. Se le ha visto una relación con el pájaro de fuego de la mitología aborigen americana. La constelación de Phoenix o Fénix fue descrita por el astrónomo alemán Johann Bayer en 1603. Phoenix o el ave fénix, se trata de una pequeña constelación de unos 450º cuadrados situada en el hemisferio sur que cruza el paralelo austral de 50º,implica por tanto, que es observable en el hemisferio sur desde los meses de Julio hasta Enero culminando en el cenit; en cambio, para los habitantes del hemisferio norte es visible únicamente durante los meses de Octubre y Noviembre culminando a pocos grados por encima del horizonte. La constelación de Phoenix la localicé desde la localidad de Son Serra de Marina (Mallorca, España) el 21 de octubre de 1989 a la edad de 23 años. La constelación de Phoenix (Phe) se halla a menos de 10º del polo sur galáctico de nuestra galaxia, la Vía Láctea, por tanto, podemos observar muy pocas estrellas y campos estelares pobres sin cúmulos estelares y con una cierta cantidad de galaxias. Limita al norte con las constelaciones de Fornax (For) y Scultor (Scl) donde se halla en polo sur de la Vía Láctea; al este con la constelación de Grux (Gru); al sur con Tucana (Tuc) y al oeste con la constelación de Eridianus (Eri). Estrellas principales: Alfa, a; denominada Ankaa, con una magnitud de 2,40 es de color anaranjado o tipo espectral K, se halla a 77 años luz y nos revela que la estrella es 50 veces más luminosa que el Sol. Se localiza en el norte de la constelación cerca de Scultor. Beta, b; con una magnitud de 3,3, se halla a 180 años luz, su color es anaranjado de tipo K0, es 25 veces más luminosa que nuestro Sol. Se trata de una doble visual separadas ambas componentes 1,3" de arco. Se localiza en el centro de la constelación. Gamma, g; estrella anaranjada, de espectro K, cuya magnitud es de 3,44 que se halla a 234 años luz de nosotros; es una gigante anaranjada 185 veces más luminosa que nuestro Sol. Delta, d; estrella naranja de espectro K de magnitud 3,94 que se halla a 147 años luz y es 45 veces más luminosa que nuestro Sol. Se localiza al este de la constelación cerca de Eridianus. Otros objetos: NGC 625: Es una galaxia de tipo irregular situada cerca de g Phoenicis de magnitud 11,2; de diámetro angular de 3'x1' de arco.

PICTOR - EL PINTOR - Fue incorporada al cielo como una más, por Lacaille en 1752. Todas las estrellas de la constelación son muy débiles, lo que se pone de manifiesto diciendo que la más brillante tan solo alcanza la magnitud 3,3. Por otra parte, es una constelación que no podemos ver desde España. Su estrella más brillante es la alfa, que tiene una magnitud tan solo de 3,3 por lo que en general no será una constelación demasiado buscada por los aficionados. Estamos constantemente hablando de que ciertas constelaciones, no podemos verlas desde nuestras latitudes, por encontrarse situadas debajo del plano del Ecuador y sobre todo las que están algo alejadas de ese plano. En efecto, quizás al lector estudioso de estos temas, le guste profundizar algo en estos conceptos. Le diré que en el cielo, hay varias zonas que son muy interesantes de definir. En todos los casos, para comprender estos conceptos, debemos partir del lugar en que nos encontremos, que sabemos viene fijado por la coordenada latitud. Es el ángulo que forma la vertical de un lugar con el plano del Ecuador. Es esa coordenada que se representa con la letra griega fi y que junto con la longitud, nos definen los diferentes puntos de la Tierra. La latitud, es similar a la coordenada declinación en el cielo. Pues bien, según sea la latitud, que por ejemplo en Madrid es de unos +40o (algo más), tenemos varias zonas en el cielo que son de observación distinta. Por ejemplo, podemos decir que todas las estrellas o puntos del cielo que tengan una declinación mayor de 90o menos la latitud, estarán siempre sobre el plano del horizonte de Madrid. Podríamos decir que nunca se esconden. Los veremos o no, según la luz del Sol nos lo impida o no. Después, hay otra zona en el cielo que es aquella, cuyas declinaciones sean negativas y mayores a ese mismo valor de 90o , que nunca podremos ver. Siempre se encuentran moviéndose (por el movimiento diurno), pero siempre por debajo del plano del horizonte. Y finalmente todo el resto del cielo, es decir todos los astros cuyas declinaciones estén comprendidas entre esos dos valores, se encuentran unas horas sobre el horizonte y otras horas están por debajo de él. Por todo esto es, por lo que según la posición que tenga cada constelación en el cielo, decimos que se ve o no se ve desde ciertos lugares de la Tierra. Yo animaría al lector que tenga interés en estudiar todos estos conceptos, que busque algún libro de más nivel.

PISCIS - LOS PECES - Del 11 de marzo al 18 de abril (unos 39 días) Es, la primera constelación del Zodíaco, ya que estando en ella, es cuando el Sol atraviesa el plano del Ecuador, pasando su declinación de negativa a positiva. El cambio de Aries a Piscis, que están separadas más o menos en el cielo unos 30o, está originado por un fenómeno denominado "Precesión de los equinoccios" que también se denomina "Retrogradación del Punto Aries", que lo descubre un astrónomo griego Hiparco, en el siglo II (a. de C.). Este fenómeno ha originado el que todas las constelaciones se hayan movido ligeramente, respecto de las posiciones que ocupaban hace ahora esos 2.000 años. Realmente, no es que se hayan movido las constelaciones, que están fijas en el cielo, sino que el origen que utilizamos que es ese Punto Aries, o Equinoccio de Primavera, debido al fenómeno que antes indicábamos, se ha desplazado en el cielo. Es un fenómeno difícil de entender, y que hemos querido aprovechar esta primera constelación para hablar de él, aunque sea ligeramente. Hablemos algo de las estrellas que se encuentran dentro de Piscis. Todas son muy débiles. La mas brillante, tan sólo tiene una magnitud de 4,0 y esta situada a 130 años-luz. Se que voy dando conceptos que acaso no les sean familiares al lector. Estaremos hablando de magnitudes siempre que hablemos de estrellas y es el concepto que nos fija el brillo con que las vemos. En la constelación de Aquario, la última del Zodíaco, aclararemos este concepto de magnitud estelar. También estamos hablando de distancias. Ese concepto, es más simple de entender, ya que sabemos que el a&ntild;o-luz, es el espacio recorrido por la luz en un año, sabiendo que se mueve a razón de 300.000 kilómetros cada segundo. Es una distancia enormemente grande, "nada más y nada menos" que 9 billones de kilómetros. La estrella más cercana a nosotros, que es Alfa

PISCIS AUSTRINUS - EL PEZ AUSTRAL - A pesar de que las estrellas que forman la constelación tienen declinaciones negativas, es posible verla desde nuestras latitudes. La estrella más brillante es Fomalhaut, con magnitud 1,16 que está "tan sólo" a 23 años-luz de distancia. Fomalhaut significa "morro del pez" y ocupa el número 17 entre todas las estrellas brillantes del cielo ordenadas en cuanto a brillo y magnitud. La estrella beta es doble y puede desdoblarse con unos simples prismáticos. La más brillante de las dos tiene de magnitud 4,4 mientras que su compañera tan sólo llega a 7,5, estando ambas separadas 30". Según la leyenda, este parece que fue el pez que salvó a la princesa Isis, que era diosa de los antiguos egipcios, cuando estuvo a punto de ahogarse.

PUPPIS - LA POPA - Ya hemos dicho en otras constelaciones que esta, es parte de una grandiosa que era Argo Navis. En el año 1930, se desgajó en tres: Puppis, Carina y Vela. La constelación de Puppis, está atravesada por la Vía Láctea y por tanto, hay infinidad de puntos de gran belleza en ella, para ser observados con telescopio. En la parte norte de la constelación y dentro de la Vía Láctea, tenemos el cúmulo M 46 del catálogo de Messier, con magnitud 6,1. Carlos Messier, fue un gran astrónomo francés que vivió desde 1730 a 1817. Impresionado por el eclipse de Sol de 1748, quiso dedicarse a la Astronomía y en particular a la búsqueda de cometas, decubriendo 17, desde 1759 a 1802. Por este éxito, Luis XV le llamó "hurón de los cometas". Para ayudarse en su tarea, estableció un catálogo de conglomerados, cúmulos, galaxias y nebulosas para no confundir estos con los cometas y que incluía 110 de los más notables objetos del cielo. Es más célebre por este catálogo que por los propios cometas. Las nebulosas o cúmulos, se designan por su inicial M, seguida del número del catálogo.

PYXIS - LA BRUJULA - Es una constelación muy pequeña, constelación austral, situada entre las de Hidra, Antlia, Vela y Popa, debajo del plano del Ecuador con una declinación media de unos 30 grados negativos. La estrella más brillante de ella, tan solo tiene de magnitud 3,7 y está situada a 500 años-luz.  Hemos hablado en otras ocasiones del porqué unas veces vemos unas constelaciones y porque otras veces no. Una primera limitación nos la da lógicamente el que sea de día o sea de noche. Tenemos que tener presente que, dado que la Tierra está girando alrededor de su eje, cuando queramos observar algún astro, si es de día lo tenemos difícil. Pero por la misma razón, las estrellas que queramos observar, unas horas estarán sobre el horizonte y otras horas debajo, a no ser que sean circumpolares. Esto unido a lo que hemos dicho de que sea de día o de noche, será la causa de que muchas veces, queriendo ver una estrella, si la tenemos sobre el horizonte, pero es de día (el Sol también está sobre el horizonte) no podremos observarla. Todo este juego de variables es el que va complicando el problema. Además tendremos otros inconvenientes, como puede ser la magnitud de la estrella, es decir, que brille más o que brille menos, lo que hará más o menos fácil la observación. También influirá la fase en que se encuentre la Luna. Si está en fase de Luna llena, su claridad nos molestará; en cambio si en esa época esta en Luna nueva o novilunio, no nos molestará. Sin embargo, lo que verdaderamente limita la observación es la declinacíon que tengan las estrellas que queramos ver. De ese tema ya hemos hablado en otros momentos.

RETICULUM - EL RETICULO - Antiguamente se la llamaba "El Rombo". Fue Lacaille el que le cambió el nombre y le puso el de ese accesorio, indispensable en los aparatos de Topografía y también en los telescopios: el retículo. Las estrellas de esta constelación son muy débiles. Pesemos en que la más brillante, la alfa, tan solo alcanza una magnitud de 3,3. Muchas veces, hemos advertido que los telescopios de aficionados no tienen cruz filar en el telescopio principal y sí en cambio en el anteojo buscador, que es ese pequeño anteojo que utilizamos para hacer punterías en el cielo y en el que dado que tiene muy "pocos aumentos" y grande el "campo", nos permite localizar, sin problema el punto al que queremos observar. Según esto, es imprescindible que los ejes de colimación de ambos, sean paralelos. Por tanto, es lo primero que debemos hacer para utilizar un telescopio. En efecto la observación en el anteojo principal, normalmente la haremos con un prisma acodado, que nos alivia la observación cuando el astro que observamos está muy cerca del cenit. Pero pensemos en que antes de asomarnos al anteojo principal, hemos debido localizarlo en el buscador. Si lo tenemos localizado en él, será inmediato verlo en el principal, si insistimos, los ejes de colimación en ambos son paralelos. El conseguir esto es muy simple y creo que no merece la pena que expliquemos como conseguirlo.

SAGITA - LA FLECHA - Es una pequeñísima constelación, que al parecer era un retal que quedaba en el cielo y para no dejar ningún vacío, se creó con una forma de flecha. Es difícil verla, de no ser que la busquemos con ayuda de sus coordenadas. Según la mitología, esta fue la flecha con la que Hércules mató el águila que amenazaba a Prometeo. La estrella alfa tan solo tiene una magnitud de 4,4 y su distancia a la Tierra es de 600 años-luz. Muy cerca de ella tenemos la beta que tiene una magnitud de 4,37. Como ocurre en otras constelaciones, no corresponden las estrellas más brillantes a las letras del alfabeto griego. Como ejemplo la estrella gamma tiene una magnitud de 3,47 y como vemos brilla más que la alfa. También vemos que ocurre lo mismo con la beta, que tiene una magnitud ligeramente menor que la alfa y por tanto también brilla algo más que aquella. Muy cerca de esa pareja que forman la alfa y la beta y a unos 6o, hay una débil estrella de color azul cuya intensidad oscila entre las magnitudes 6,4 y 9 con un periodo muy regular de 3 días, 9 horas, 8 minutos y 5 segundos. Se trata de una variable. No son variaciones para que puedan ser captadas fácilmente por un aficionado. No obstante, puede ser un reto el intentarlo.

SAGITARIO - EL ARQUERO - El Sol está en Sagitario, desde el 15 de diciembre, hasta el 19 de enero (unos 36 días). Podemos situar esta constelación, como la número once del Zodíaco. Ya hemos dicho que entre Scorpio y esta constelación, hemos de colocar a Ophiuchus, y esto por nada en particular, sino por derecho propio, ya que Ophiuchus es una más de las constelaciones del Zodíaco. Se la conoce, en la misma posición que tiene desde hace miles de años. Por tanto, es sorprendente, que alguien, de pronto, haya percibido la existencia de esa constelación.  Sagitario, es una gran constelación, por la que atraviesa como en muchas otras, la Vía Láctea. La constelación se encuentra muy hacia el sur y por debajo del plano del Ecuador. Esto hace que cuando el Sol alcanza su mínima declinación, que es cuando comienza el invierno en nuestras latitudes, la constelación sobre la que se proyecta es esta de Sagitario. Hace 2,000 años, en esas mismas fechas, se proyectaba sobre Capricornio. De ahí, el que todavía se sigue mencionando a ese punto del cielo, como el "Trópico de Capricornio", o "Solsticio de invierno". Insistimos pues, en que cuando el Sol está en el punto que denominamos Trópico de Capricornio, la constelación sobre la cual se proyecta es esta de Sagitario. La observación de la Vía Láctea, en esta zona, nos presenta grandes y ricos campos de estrellas. Por ejemplo, la M 17 conocida como "Nebulosa de Omega", que tiene una magnitud de 7,0 y por tanto, no podemos verla a simple vista y que se encuentra de nosotros a 5.700 años-luz. Desde nuestras latitudes, podemos ver alguna de sus estrellas pero mal, ya muy cercanas al plano del horizonte. También es muy bonita para verla con telescopio la M 20, conocida como la famosa Trífida de Sagitario. La mitología le dedica su atención a Sagitario. Representa uno de los dos centauros del cielo. Los centauros eran criaturas de leyenda, con cabeza humana y torso y cuerpo de caballo; eran muy frecuentes en las viejas leyendas y el más famoso de ellos era Quirón, quien se suponía que tenía las estrellas agrupadas en las constelaciones del cielo. Un día, Quirón fue accidentalmente herido por una flecha del arco de Hércules. La flecha había sido impregnada en el veneno de la sangre de la Hydra. En su dolor, Quirón llamaba a Júpiter a gritos para que le permitiera morir y Júpiter, accedió a colocarle entre las estrellas. Sin embargo, ya estaban ordenadas todas ellas en la zona norte del cielo y por ello fue enviado al lejano cielo del sur, donde brilla como el otro centauro (Centaurus), situado también en este hemisferio sur.

SCORPIO - EL ESCORPION - El paso del Sol por Scorpio es muy breve, solamente del 22 de noviembre al 29 de noviembre (unos 8 días). Es una de las constelaciones, que siempre aconsejo ver en el cielo del verano. La podemos situar como la número nueve del Zodíaco. La brevedad del tránsito del Sol por Scorpio es debido, a que la Eclíptica atraviesa a la constelación por la parte más boreal de la misma, que es mucho mas estrecha que la parte del sur. El parecido de las líneas que perfilan las estrellas de esta constelación es enorme con el animal que representa. Es sugestivo ver al Escorpión, desde la cabeza hasta el terrible aguijón muy cerca del horizonte en nuestras latitudes, dadas las declinaciones tan bajas de las estrellas que lo forman. Siempre digo que es una región de las mas fascinantes de todo el firmamento. Al atravesarla la Vía Láctea, que sabemos es el ecuador de nuestra galaxia, abundan cúmulos de todas clases, tanto abiertos como globulares. Es asombrosa la estrella Antares, estrella roja, que nos recuerda al planeta Marte. Antares, tiene una compañera muy débil de magnitud 6,5, que no podemos ver de ninguna manera a simple vista. Están separadas muy poco, unos 2,4", por lo que está, reservada solo a telescopios potentes. Antares se encuentra de nosotros a unos 500 años-luz. y es un gigantesco Sol, o como también se la considera, una super-gigante del cielo. Alguna vez hemos explicado su tamaño con una comparación que es clarísima. Si consideramos a la Tierra del tamaño de un perdigón de escopeta, el Sol tendría el tamaño de un balón de fútbol y Antares, no cabría en la cúpula de San Pedro en Roma. Aparte de las estrellas de la constelación debemos citar el cúmulo M 6, que está situado a 2.000 años-luz y también el M 4, situado muy proximo a Antares, que también está muy alejado de nosotros. Se estima que está a unos 6.000 años-luz. Es agradable leer la leyenda que relaciona a El Escorpión con Orión, el cazador del cielo. La venganza de Júpiter contra Orión, hace enviarle al escorpión para morderle y aniquilarle. Pero nunca se ve a los dos juntos en el cielo. Cuando el Escorpión aparece por el este, Orión desaparece por el horizonte del oeste y cuando Orión aparece por el este, el Escorpión se esconde por el oeste. Pero dice la leyenda, que la persecución es eterna e implacable. Es claro que así ocurra, ya que están situadas las dos constelaciones en puntos opuestos de la bóveda celeste. Por ello el Escorpión es una constelación del verano y Orión lo es del invierno.

SCULPTOR - EL ESCULTOR -  Quizás lo más interesante de esta constelación sea, que dentro de ella, se encuentra el Polo Sur de nuestra Galaxia. Hemos citado muchas veces la Vía Láctea. Pues bien, la recta perpendicular a ella, nos da dos puntos en el cielo que son los dos polos de la Galaxia. El Sur es el que se encuentra dentro de esta constelación y el Polo Norte, está en la de Coma Berenices. La constelación la incorporó a los catálogos del cielo, como otras Lacaille en 1752 y prácticamente no se ve desde nuestras latitudes. En cambio, es una constelación fácil de ver desde el otro hemisferio de nuestro planeta. Tomando como referencia la estrella alfa y moviéndonos unos 4o hacia el norte, podemos apreciar lo que al parecer es una débil estrella de magnitud 7 y que realmente es la Nebulosa NGC (New General Catalogue) 253, que la descubrió en 1783 Carolina Herschel, hermana del gran William al que tantas veces recordamos como el descubridor del planeta Urano, por casualidad, en 1781 lo que le dio una gran fama. Su hermana Carolina fue igual que su hermano, una gran astrónoma inglesa que descubrió ocho cometas. Siempre aprovecho la ocasión, para hablar del descubrimiento de los tres últimos planetas de nuestro Sistema Solar, Urano, Neptuno y Plutón, sobre todo el de Neptuno, que comento que para mí, es una de las más fascinantes historias de la Astronomía y siempre animo a que el lector curioso por estos temas lea como se produjo su descubrimiento.

SCUTUM - EL ESCUDO - Es una constelación muy pequeña, en la que además, no hay ninguna estrella brillante. Pasa la Vía Láctea por ella y es por tanto, muy rica en estrellas, aunque poco luminosas. Fue incorporada al cielo por Hevelius en el siglo XVII. Hevelius Johanes, fue un gran astrónomo alemán de nombre Hewel, pero que se conoce más por la forma latinizada de su nombre Hevelius o Evelius. Estudió en Inglaterra y Francia, pero desde su regreso a Danzig en 1634, se dedicó a la Astronomía en un observatorio que se hizo construir en la azotea de su casa. Observó 4 cometas en 1652, 1664 1665 y 1682 y formó el primer catálogo de nebulosas. Es curiosa la forma de la constelación, ya que son muy pocas en el cielo las que están limitadas solo por cuatro lados, dos meridianos y dos paralelos. Como en otras constelaciones, en que sus estrellas son muy débiles para observar cualquier de ellas necesitaremos disponer de potentes telescopios y por supuesto conocer las coordenadas ascensión recta y declinación, para colocarlas en él. Es obligado citar, como uno de los más potentes telescopios del mundo el de Monte Palomar, del que tantas fotografías vemos en multitud de libros de Astronomía. Este observatorio, se encuentra junto a la ciudad de San Diego en California a 1700 metros de altitud sobre el nivel del mar. Cuenta actualmente con uno de los mayores telescopios del mundo. Hasta hace unos años, era el mayor. Su impulsor fue Jorge Ellry Hale. Por ello, muchas veces se le denomina observatorio de Monte Hale, en recuerdo de su fundador. Tiene un telescopio reflector provisto de un espejo parabólico de cinco metros de diámetro y 16,76 metros de distancia focal. Pero volviendo a esta constelación de Scutum y dado que se encuentra en el hemisferio austral, podríamos decir que para verla, sería mas apropiado, hacerlo desde algún observatorio situado en el hemisferio sur, por ello siempre comentamos que el más adecuado para esta constelación del cielo austral, puede ser el de Cerro Tololo en la Serena (Chile).

SERPENS CAPUTI - LA CABEZA DE LA SERPIENTE - Es esta una constelación de la que me gusta hablar siempre que puedo, dado que es la única que junto con la cola de la serpiente, deberían contabilizarse como dos, en lugar de que se consideren como una sola. En efecto las dos partes de la serpiente están separadas por Ophiuchus, o El Serpentario. Ya esta última constelación nos plantea múltiples problemas, dado que es la decimotercera constelación del Zodíaco, pero además es la que nos separa en dos a esta otra que es Serpens (la Serpiente). De todos modos, todo el problema queda en si serán 88 las constelaciones del cielo o serán 89, según contemos a Serpens, como una, o como dos. En Serpens, tenemos un racimo de estrellas esférico que muchas veces hemos leído es el más bello de todo el cielo del hemisferio norte. Nos referimos al M 5 del catálogo de Messier. Tiene de magnitud 6,2 y por tanto, puede ser observado con unos simples prismáticos. La distancia a la Tierra, es de 27.000 años-luz. Todas sus estrellas, no alcanzan más que la magnitud 14. Es un gran disco de color grisáceo. Aunque es menos denso en estrellas que el cúmulo de Hércules, es de una gran belleza visto con telescopio. La estrella más brillante de la constelación, se conoce con el nombre de Unukalhai, que traducido del árabe, significa "Cuello de la Serpiente". Su magnitud es 2,7 y su distancia a nosotros es de 70 años-luz. El recorrido por la cabeza de la serpiente, nos dará grandes satisfacciones, al observarla con un telescopio, aunque sea de pocos aumentos. La constelación de Serpens, se ve desde nuestras latitudes, aunque no tiene ninguna estrella brillante. El Ecuador, la atraviesa prácticamente por la mitad.

SERPENS CAUDA - LA COLA DE LA SERPIENTE - Es esta, la otra parte de la Serpiente. Entre ambos fragmentos del cuerpo del animal, decíamos que estó Ophiuchus. Parece pues, como si se hubieran separado las dos partes del animal y así se conservasen en el cielo. Ophiuchus es la constelación número 13, y que está situada, entre Escorpio y Sagitario. Realmente no hay nada nuevo en este hecho, pues desde hace miles de años, se sabe su posición en el cielo y es claro, que durante una serie de días el Sol, en su caminar aparente por la Eclíptica, se encuentra dentro de esta constelación. De Serpens Cauda, leemos en la Guia del Firmamento, del profesor Comellas que en el cúmulo M 16, que se encuentra a 5.800 años-luz de nosotros, podemos admirar una inmensa fábrica de soles, que todavía no ha terminado de cumplir su cometido y su autor, nos sigue diciendo que "ante ese espectáculo fascinante del Universo, tenemos ante nuestros ojos, la divina obra de la Creación". Es curioso que en Serpens Caputi, aunque hemos dicho que el Ecuador la atraviesa por la mitad, realmente pasa por la parte inferior de esa constelación y en cambio en Serpens Cauda, lo hace pero por la parte superior. Es igualmente curioso que en el cielo, se encuentre esta constelación junto a la del Aguila, dado que son dos animales que se odian a muerte. Aunque hemos hablado en la constelación de Ophiuchus de algunas curiosidades de ella, digamos que separa a las dos de Serpens. También hemos dicho muchas veces, que esa constelación que se traduce como el "Serpentario", representa a un hombre con una serpiente enrollada en su cuerpo. En el cielo, además de esta serpiente (con sus dos partes, la cabeza y la cola) hay otras dos Hydrus e Hydra. Alguna vez hablaremos, (dado que a mi me gusta hacerlo), de todos los animales "que viven eternamente en el cielo" y con esto siempre me refiero a aquellas constelaciones que tienen nombre de animal. De las que hay muchas, yo diría que casi hay tantas que recuerdan a un animal como las que no.

SEXTANS - EL SEXTANTE -  Es una constelación que nos recuerda ese aparato tan utilizado por el hombre del mar, para la determinación de la coordenada latitud. El nombre de la constelación, se lo dio en 1680 Hevelius. Está situada en el Ecuador celeste y hay en ella algunas estrellas variables. Es una constelación que siempre me recuerda esa otra que es Octantis, en la que se encuentra la estrella Polar del Sur (estrella sigma). Pero así como el Sextante tiene una amplitud equivalente a la sexta parte de la circunferencia es decir 60o, el Octante representa la octava parte de la misma. En definitiva, ambos aparatos permiten, conociendo la declinación del astro que estemos observando y midiendo su altura en el paso meridiano, con una simple suma algebraica obtenemos la latitud, esa coordenada tan esencial para el hombre del mar, que tras acaso muchos días de navegación, pretende arribar a la costa deseada. Al igual que hemos dicho en otras constelaciones, Sextans (el Sextante), está definido por cuatro lados, dos meridianos y dos paralelos. Es una constelación que si la representásemos en una proyección Mercator, quedaría exactamente como un rectángulo. La constelación, al estar situada en el Ecuador se ve desde cualquier latitud, o sea, desde cualquier posición de la Tierra.

TAURO - EL TORO - El Sol se encuentra dentro de esta constelacián, desde el 13 de mayo, al 20 de junio (unos 38 días).  Es una constelación del invierno de nuestras latitudes. Digamos que a finales del mes de diciembre, podemos buscar en el cielo las maravillas que nos ofrece. Aparte de esas fechas, ya uno dos meses antes y uno o dos meses después la podemos seguir admirando. La estrella más brillante de Tauro es Aldebarán que es una de las más luminosas en el cielo Ordenadas por brillo, es la número 13 entre todas las del cielo, lo que le da un número excepcionalmente bajo, dados los miles de millones de millones de estrellas que podemos admirar. Realmente sabemos que a simple vista, sólo podemos ver 6.000, 3.000 sobre el horizonte y otras 3.000 debajo del mismo plano. Aldebarán, es una estrella muy importante en el cielo. Su magnitud es 0,85 y está de nosotros a 68 años-luz. En otra unidad de distancias que manejamos en Astronomía que es el parsec, está a 21 parsec. Cerca de Aldebarán, está un grupo maravilloso que se llama las Hyades, que junto con las Pléyades, constituyen los dos más bellos grupos de estrellas que se pueden observar a simple vista. Las Pléyades, se encuentran situadas cerca del rabo del Toro y constituyen un hermosísimo cúmulo. Sus nombres son: Atlas, Alcione, Merope, Electra, Maia y Taigete. Los nombres de todas ellas, junto con los de sus padres Atlas y Pleione, han pasado a los cielos. Realmente las Pléyades son muchas más. Vistas con telescopio, Galileo contó 36. Tanto las Hyades como las Pléyades, son dos puntos fascinantes para ser observados, tanto con prismáticos como con telescopios, aunque sean de pocos aumentos. Las mitología nos habla de Orión que tras cazar y siempre con sus dos perros, descubre un precioso estanque, con una cascada donde ríen, cantan y se bañan las siete ninfas, hijas de Atlas. Orion se acerca al estanque, inquietando a las ninfas. Júpiter se sintió ofendido por esta curiosidad y envió al Toro para cerrarle el paso. En los mapas del cielo, se ve a Orión con su escudo, defendiéndose del ataque del Toro. A las ninfas y a todo el conjunto los puso eternamente en el cielo. Podemos situar a Taurus, como la constelación número tres del Zodíaco. Por el extremo más occidental de la constelación pasa la Vía Láctea, lo que hace que en esa zona del cielo, haya puntos de gran belleza para observar con telescopio. En particular nos estamos refiriendo a la M 1, nebulosa muy débil que según se lee en algún libro, es uno de los objetos más apasionantes del cielo. Son los restos de una "supernova" que lució en julio del año 1054 y que fue observada principalmente por astrónomos chinos. Parece que en aquellas fechas, brillaba más que Venus. Actualmente se la conoce como la "Nebulosa del Cangrejo". Se ve con magnitud 8,4. Debemos decir que la contemplación visual de una nebulosa decepciona. Hacen falta largas exposiciones fotográficas y grandes telescopios, para descubrir sus complicadas estructuras.

TELESCOPIUM - EL TELESCOPIO - Esta constelación carece de mitología dado que fue inventada por Nicolas Louis de La Caille en el siglo XVIII junto con otras 13 constelaciones, representa a los telescopios modernos para la observación astronómica. Telescopium, o el telescopio es una mediana constelación situada en el hemisferio sur e invisible desde os escribo estas líneas, 40º de latitud norte. Es visible entre los meses de marzo y octubre en el hemisferio sur y durante los meses de verano en el hemisferio norte pero muy cerca del horizonte para observadores situados por debajo del paralelo de los 30º de latitud norte. Telescopium se halla al sur de la constelación de Sagittarius y por tanto cerca del núcleo de nuestra galaxia la Vía Láctea, por tanto, podemos observar en ella una gran cantidad de estrellas débiles, cúmulos estelares y globulares. Telescopium limita al norte con las constelaciones de Sagittarius y Corona Australis, al este con Ara, al sur con Pavus y al oeste con la constelación de Indus. Hasta la fecha, no he podido localizarla por hallarse en latitudes muy australes desde la isla de Mallorca donde vivo, aunque no descarto hacer algún día un viaje a los mares del sur, y perderme en una isla del pacífico desierta para poder contemplar y localizar las constelaciones que me quedan por descubrir. Estrellas principales: Alfa, a; de magnitud 3,49 y color azul. Se halla al norte de la constelación muy cerca de Corona Australis. Dista 249 años luz de la Tierra, es una gigante 195 veces más luminosa que nuestro Sol. Iota, i; de magnitud 4,89 y situada en el centro de la constelación. Es una estrella anaranjada que se halla a 398 años luz de la Tierra.  Lamda, l; de magnitud 4,85 y de color azul se halla a 531 años luz y es una gigante 245 veces más luminosa que nuestro Sol. Otros objetos: NGC 6584; maravilloso cúmulo globular de magnitud 9,2 de 7,9' de arco de diámetro angular que dista 48.900 años luz de la Tierra.

TRIANGULUM - EL TRIANGULO BOREAL - Está situada sobre el plano del Ecuador, a unos 30o de declinación media, lo que la hace observable desde nuestras latitudes. Hay en ella tres pequeñas estrellas, que han dado nombre a la constelación completa. A la derecha de la estrella alfa, podemos admirar el cúmulo M 33 de magnitud 5,7 que está situado a unos dos millones de años-luz. Naturalmente, en las ciudades con su luz y contaminación es imposible de observar. Si queremos hacerlo, debemos buscar la oscuridad del campo y como hemos dicho en otras ocasiones, noches sin Luna. Son esas noches, en que la Luna se encuentra en "conjunción" con el Sol, o sea, esas mágicas noches de novilunio, en que nos asombramos con el maravilloso cielo estrellado o "cielo profundo". Si hacemos la experiencia de observar el cúmulo o nebulosa, en los últimos días de noviembre en que la constelación atraviesa el meridiano cerca de la medianoche, podremos encontrarla sin dificultad. Está prácticamente a la misma distancia de Andrómeda es decir a 2,3 años-luz y se le suele llamar "Nebulosa del Triángulo".

TRIANGULUM AUSTRALE - EL TRIANGULO AUSTRAL - Como su nombre indica, está en el cielo situada en el hemisferio austral, es decir debajo del plano del Ecuador. Por tanto y dada su proximidad al Polo Sur, será imposible para nosotros el poderla observar. La estrella más importante (alfa), tiene magnitud 1,9 pero las demás de la constelación bajan mucho en magnitud. La beta, es de color amarillo y aunque es unas diez veces más luminosa que nuestro Sol, tan sólo tiene de magnitud 3 y lo mismo la gamma. Al parecer Schiller, "cristianizador" del cielo, dedicó las tres estrellas a honrar a los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob. Este personaje Julio Schiller, fue un monje agustino del siglo XVII. Es conocido por ser autor del Coelum Stellatum Christianum, publicado en 1627. Pretendió cambiar los nombres clásicos de las constelaciones del cielo por personajes y objetos bíblicos, pero no se aceptó este cambio.

TUCANA - EL TUCAN - Es una constelación dedicada a la familia de aves de grandes picos que viven en las selvas del Amazonas. Lo más resaltable de la constelación, son las famosas "Pequeñas Nubes de Magallanes". Se debe su nombre a Bayer que la incorporó al cielo en 1603, junto a otras constelaciones que hemos ido citando y que citaremos a continuación. Bayer en 1603, introdujo doce constelaciones, sobre las conocidas en esas fechas y clasificadas en su Uranometría. Estas constelaciones son Pavo, esta de Tucán, Grulla, Fénix, Pez Espada, Pez Volador, Hidra Macho, Mosca, Camaleón, Ave del Paraíso, Triángulo Austral e Indio. El nombre de Tucán, refleja el interés de aquella época por las exóticas noticias que aportaban las exploraciones y las noticias de los conquistadores en aquellas tierras de América. Realmente, las constelaciones que conocemos del cielo, se transmitieron desde muchos siglos atrás hasta el mundo griego. Fue precisamente en la península helénica, donde en el año 137 d. C., se hicieron famosas. En el Almagesto de Tolomeo, obra basada en el catálogo de Hiparco del siglo I a. C., se catalogaban 48 constelaciones o grupos de estrellas. Son las más conocidas, tanto las del Zodíaco, como las restantes más famosas: Orión, las dos Osas etc... En la zona de las "Pequeñas Nubes de Magallanes", Herschel, encontró 32 nebulosas. De entre ellas, quizás la más atractiva es la M 104 (del catálogo de Messier).

URSA MAYOR - LA OSA MAYOR - Es, sin duda, la constelación más conocida del cielo. Cualquier persona a quien preguntemos, nos indicará sin vacilar su posición en el firmamento, que dependerá de la hora en que la observemos y de la época del año que sea, pero sin duda, siempre tendremos a las siete estrellas que forman la constelación sobre el horizonte de nuestras latitudes. Dicho con más rigor, todas sus estrellas son circumpolares. Aparte de servirnos para localizar a la estrella Polar, podemos utilizar las tres estrellas de la lanza para, siguiendo la curvatura que nos ofrecen, llegar sin ninguna duda a otra estrella importante del cielo, Arturo (estrella alfa de la constelación de Bootes, el Boyero) y si seguimos silueteando en el cielo, llegaremos a Spica (estrella alfa de Virgo). Las dos estrellas Dubhe y Merak, de la constelación, sirven para localizar a la Polar, prolongando cinco veces su distancia y en la dirección que tienen en el cielo. La forma de carro que tiene en la actualidad la Osa Mayor, se irá alterando lentamente, debido al movimiento relativo de las estrellas que lo forman. Dentro de cincuenta mil o cien mil años, la constelación habrá cambiado notablemente. La estrella alfa, es Dubhe, que es una gigantesca estrella del cielo, 150 veces más brillante que nuestro Sol, con una magnitud 1,79. Tiene una pequeña estrella que le acompaña siempre. En esta región del cielo, hay varias galaxias importantes. Entre ellas la hermosa espiral M 101, (del catálogo de Messier), que merece la pena observar en noches sin Luna. La estrella sigma es doble y la dseda, de nombre Mizar, es una de las más interesante estrellas dobles que existen. Tiene una compañera visible a simple vista llamada Alcor. Para ver esta estrella, se necesitaba antiguamente una agudeza visual muy refinada. En la actualidad, en cambio, ya no es así. La separación entre ambas es ahora de 12¹. Los indios americanos, llamaban a Mizar y Alcor, el Caballo y el Jinete. Alcor, significa "la Prueba" y ya hemos dicho que antiguamente, servía para medir la agudeza visual de las personas, porque aquellas que eran capaces de ver Alcor, es que gozaban de muy buena vista. Hoy día, ya hemos dicho que no es así, sino que cualquier persona la ve sin problema.

URSA MINOR - LA OSA MENOR - Esta constelación, sabemos que contiene a la actual estrella Polar, por lo que podríamos asegurar que es la más importante del cielo. Es la alfa, situada a 1o del Polo. Todavía durante doscientos años, el Polo se seguirá acercando a esta estrella, hasta quedar a una distancia de 30 min. Desde ese momento se empezará a alejar y dentro de ocho mil años, el Polo estará cerca de la alfa del Cisne (Deneb) y dentro de doce mil en Vega de la constelación de Lira. Por tanto, la estrella polar, que se llama así porque está próxima al Polo, va cambiando debido a ese fenómeno que citamos tantas veces, denominado "Precesión de los Equinoccios" también llamado "Retrogradación del Punto Aries". Ya dijimos cómo, ayudándonos de las dos estrellas de la Osa Mayor, Dubhe y Merak, localizamos con mucha sencillez a la Polar, que nos sirve y ha servido desde siempre, para orientarnos en el campo. Esta constelación, lo mismo que le ocurre a la Osa Mayor, es una constelación circumpolar del cielo de nuestras latitudes, es decir que siempre se encuentra sobre el horizonte. Las dos estrellas más alejadas de la Polar, la beta y la gamma, se destacan del resto en cuanto a brillo. Esta constelación, decíamos en otro libro que recientemente publicábamos, que es atractivo utilizarla para conocer la hora en cualquier instante en el campo. Podemos decir, que el cielo nos ofrece un gran reloj, proporcionado por esta constelación y que podemos utilizar para saber la hora que es con su simple observación. Siempre he comentado que la suerte que tenemos en nuestro hemisferio, de tener una estrella Polar de tanto brillo como es nuestra polar, la alfa de esta constelación, no la tienen en el otro hemisferio. Para quien tenga curiosidad sobre la estrella Polar del hemisferio sur, puede leer cosas de ella en la constelación de Octantis, que es la que contiene actualmente a la Polar del Sur. Concretamente esa otra estrella, es la sigma de dicha constelación y apenas se ve a simple vista. Lo mismo que nosotros, nos ayudamos de las dos estrellas de la Osa Mayor, Dubhe y Merak, para encontrar nuestra Polar, en el otro hemisferio, han de ayudarse de las cuatro estrellas que configuran esa constelación enormemente atractiva de dicho hemisferio que es Crux, o "La Cruz del Sur". Según una leyenda griega, fue el dios Júpiter, quien colocó a estas dos osas en el cielo. Envidiosa la diosa Juno, acudió a Neptuno, rey del mar, pidiéndole que prohibiera a las osas, el placer de bañarse en las profundas aguas verdes de su reino marino, y por esto se dice que siempre se han mantenido alejadas del horizonte del mar.  Hay una leyenda muy bonita que nos habla de Calisto, esposa de Zeuss y ninfa del bosque, madre de Arcas y reina de la feliz Arcadia. En una ocasión, Juno, esposa de Júpiter, celosa de la belleza de Calisto la convierte en una osa. Un día Arcas, estando cazando en un claro de un frondoso bosque, donde había un pequeño manantial, descubrió a una osa abrevando en él, en la que no reconoció a su propia madre. Ya con su jabalina apuntando a la preciada pieza, notó que de su interior emergía una cegadora luz que aumentaba su calor, como si fuera envuelto con la piel del animal. Poco a poco, entre aquella niebla y aquella luz blanca que no le dejaba ver, pudo apreciar como su alma se elevaba, a la vez que subían siete puntos luminosos, en los que la osa se iba transformando. Así, impidiendo que su hijo matara a su propia madre, e inmortalizando su maravilloso y perfumado amor, los subió Zeuss al firmamento. De esta forma, nacieron la Osa Mayor y la Osa Menor.

VELA - LA VELA - Es como hemos dicho en otros momentos, una de las tres constelaciones en que se desgajó la gigantesca Argo Navis. La Vía Láctea, la atraviesa por su centro, por lo que tenemos grandiosos espectáculos de observación con telescopio. Recordemos que las tres constelaciones eran Carina (La Quilla) Puppis (la Popa) y esta de Vela. Fue Lacaille quien pensó en fraccionar esta gran constelación. Como vemos todos sus nombres representan distintas partes del barco. Lacaille (del que hemos hablado en la constelación de Caelum), conocido astrónomo francés, fue el que en 1752, incorporó varias constelaciones al cielo, entre las que citamos El Escultor, el Horno, el Reloj, el Retículo, el Cincel, el Caballete de Pintor, la Brújula, la Bomba Neumática, el Octante, el Compás, la Escuadra, el Telescopio, el Microscopio y la Mesa.

VIRGO - LA VIRGEN - Del 15 de septiembre al 30 de octubre - Es la constelación número siete del Zodíaco, si las empezamos a contar a partir de Piscis, que es como debemos hacer. Estamos insistiendo en que además de este hecho, de que se hayan desplazado por la "Precesión", se ha incluido (por mérito propio) la constelación de Ophiuchus entre las 12 zodiacales y, por ello, hemos de considerar que en el camino del Sol por la Eclíptica, atraviesa trece constelaciones y no doce, como se consideraba antiguamente. El Sol está en Virgo, desde el 15 de septiembre, al 30 de octubre (unos 45 días). Es la constelación, en la que más tiempo se encuentra dentro de ella. La estrella más brillante, de Virgo se llama Spica y significa "La Espiga". Suele decirse, que este nombre procede de que cuando Virgo desaparece por el cielo de poniente, es tiempo de cosechar. Esto no es muy cierto en la actualidad y sí, en cambio lo era hace dos mil años, que es cuando se identificaron los signos o constelaciones zodiacales, con los meses del año. Actualmente y debido a ese fenómeno que estamos repitiendo ya varias veces, que es la "Retrogradación del Punto Aries" ó como también se conoce la " Precesión de los Equinoccios", todo se ha desfasado y precisamente, en una constelación completa. Al igual que hay en el cielo un "Triángulo del Verano", formado por las tres estrellas Vega Deneb y Altair, de las constelaciones de Lyra, El Cisne y El Aguila respectivamente, hay otro "Triángulo de la Primavera", que lo forman las tres estrellas Spica de Virgo, Regulus de Leo y Arturo de El Boyero. Spica, tiene una magnitud de 0,98 y se encuentra de nosotros a unos 275 años-luz. Hay además de esta estrella, muchos puntos de gran belleza para observar con telescopio y entre ellos debemos citar las nebulosas M 61 y M 84. El plano del Ecuador, atraviesa la constelación prácticamente por su centro. Creemos que es el momento de hablar de este catálogo de Messier. Carlos Messier, astrónomo francés, vivió desde 1730 a 1817. Impresionado por el eclipse de Sol de 1748, quiso dedicarse a la Astronomía. Se dedicó a la búsqueda de cometas, descubriendo 17, desde 1759 a 1802. Por este éxito, Luis XV le llamó "hurón de los cometas". Para ayudas en su tarea, estableció un catálogo de conglomerados, cúmulos, galaxias y nebulosas para no confundir estos con los cometas y que incluye 103 de los más notables objetos del cielo. Es más célebre por este catálogo, que por los propios cometas. Se designan por su inicial M, seguida del número del catálogo. Virgo es una de las constelaciones más alargadas en el sentido del Zodíaco, lo que origina como decíamos antes que el Sol permanezca dentro de ella más de 45 días.Merece la pena que leamos lo que decimos en la constelación siguiente del paso del Sol por el Ecuador, que realiza el 21 de septiembre y que, aunque en la antigüedad, el Sol en esas fechas se proyectaba sobre la constelación de Libra, ahora lo hace dentro de Virgo. Se dice que Virgo es el sobrenombre de Minerva, diosa de la sabiduría, una bella diosa de honestidad absoluta, que jamás se la representa desnuda.

flecha

 

flecha

 

Estrenos

Gracias por su visita. Hasta la próxima...

http://www.fundaciondoctordepando.com/flechaTIRAS COMICAS CONDORITO
http://www.diccionariosdigitales.com/flechaTIRAS COMICAS GARFIELD
http://www.diccionariosdigitales.net/
flechaTIRAS COMICAS GATURRO


http://www.digitaldictionaries.eu/


pelicula.gif
pelicula.gif